domingo, 16 de septiembre de 2018

Drones-taxi voladores

Los taxis voladores ya no son una fantasía. En marzo, Audi (una de las firmas de coches más importantes y mejor valoradas del panorama) y Airbus (el fabricante de aviones francés), ya presentaron su prototipo de taxi volador que se puede acoplar a un coche (y convertirlo en un coche volador), además de que anteriormente habían presentado CityAirbus, un taxi volador autónomo. Y no es la única marca que ha presentado prototipos de este tipo de tecnología. Una compañía desconocida de Larry Page tiene el suyo, Uber también tiene otro, Daimler el suyo, e incluso la NASA. El taxi volador es el presente, y el futuro es el taxi volador autónomo, para lo que no tendremos que esperar mucho más (de hecho, también se ha presentado muchos prototipos de taxi voladores autónomos). 
Alemania se suma a la lista de países europeos que planean introducir este servicio próximamente. Concretamente, se probará los taxis voladores de Audi y Airbus en la ciudad de Ingolstadt, en Baviera, el estado más grande de Alemania, y sus alrededores. Lo que pretenden hacer en el estado con autopistas sin límite de velocidad es precisamente descongestionar el tráfico terrestre y «desbloquear el nuevo potencial de crecimiento para la industria de alta tecnología» (es decir, convertirse en el referente de fabricación de esta industria). 
Los taxis voladores sin conductor llegan Nueva Zelanda. Los coches aéreos de Kitty Hawk pueden recorrer hasta 100 kilómetros en un solo viaje y alcanzar una velocidad de 150 kilómetros por hora. Un taxi volador eléctrico y autónomo capaz de despegar y aterrizar de forma vertical. Así es el vehículo que la empresa de coches aéreos Kitty Hawk ha estado probando en secreto desde octubre de 2017 en la región de Caterbury, en la Isla Sur de Nueva Zelanda. La compañía, propiedad del cofundador de Google, Larry Page, aspira a revolucionar el transporte aéreo privado en la próxima década.
Con una línea futurista, Uber mostró un modelo del aparato eléctrico de despegue vertical (VTOL, en inglés), que está desarrollando y que parece un híbrido entre un automóvil volador y un mini helicóptero. “Es un concepto de vehículo, no hay nada que exista ya", así lo catalogó Eric Allison, director de Uber Elevate. Uber anunció el año pasado que espera hacer la primera demostración de su prototipo para 2020 y la fase comercial para tres años después, con los Juegos Olímpicos de 2028 en la mira. Los vuelos tendrían un piloto al principio, aunque la empresa no descarta una automatización en el futuro. 
En Dubái ya están funcionando los drones taxi. Estos vehículos autónomos hacen 'vuelos regulares' desde julio de 2017 y fueron probados con éxito en China, lugar donde han sido diseñados los drones de la compañía Ehang. El vehículo aéreo autónomo no solo es innovador y seguro, sino que es respetuoso con el medio ambiente, pues se trata de un trasporte eléctrico sin riesgos de contaminación. 
Ehang 184, el dron volador cuenta con un complejo sistema operativo que le permite volar de forma autónoma de forma segura y precisa, analizando todo el entorno que rodea al vehículo para responder ante todo tipo de situaciones. No obstante, el 184 está diseñado para vuelos cortos por eso es usado para rutas prestablecidas dentro de la ciudad. 
El vehículo cuenta con un diseño pequeño, pues como decimos únicamente tiene capacidad para 1 o dos personas. El vuelo se mantiene mediante cuatro rotores dobles y es capaz de recorrer distancias de hasta 50 Km. Su velocidad máxima es de 130 Km/hora y aguanta un peso de 300 Kg. Tras las pruebas del primer taxi volador con pasajeros, ahora debe cumplir con todas las regulaciones y requisitos de las autoridades de transporte y los gobiernos locales antes de que sus vehículos puedan iniciar el vuelo. Recordemos que la legislación al espacio aéreo aún no es lo suficiente flexible como para ver estos vehículos surcar nuestros cielos en los próximos años.

No hay comentarios: