sábado, 4 de agosto de 2018

Científicos buscan revivir al mamut lanudo

El mamut lanudo desapareció de la tierra hace 4 mil de años, pero ahora científicos creen que por medio de la ciencia la resurrección de esta especie es posible. Este año en la convención anual de la Asociación Americana para el Desarrollo de la Ciencia (AAAS), el líder del proyecto “des-extinción” George Church comentó que su equipo de Harvard está a dos años de crear un embrión híbrido, en donde las cadenas de ADN del mamut serían combinadas con las de un elefante asiático. En esta convención, se explicó que este proyecto tiene dos motivos: asegurar un futuro alterno al elefante asiático y ayudar a controlar el cambio climático. Se espera que los mamuts lanudos creen una atmósfera que podría detener el derretimiento del permafrost de Siberia y la liberación de millones de toneladas de gases de efecto invernadero. 
En una entrevista a Sun Online, Church dijo: "Ya hemos revivido docenas de genes y los estamos probando en células de elefante (…) nos estamos centrando en revivir genes de mamut y hacer un híbrido mamut / elefante y ayudarlos a extenderse a vastos climas salvajes y árticos". Además, aseguró que las modificaciones genéticas pueden ayudar a preservar la especie del elefante asiático. El equipo ha estado usando ADN recuperado de un mamut lanudo que se ha conservado perfectamente en hielo en Siberia después de morir hace 42 mil años. Aseguran que al fusionar los genes de los mamíferos con los de elefantes, la resurrección de la especie es posible. Utilizando una técnica de ingeniería genética llamada “edición de genes CRISPR-Cas9”, su equipo de científicos puede "cortar y pegar" cadenas de ADN en células madre de elefante con una precisión nunca antes vista. 
Joseph Bennett, profesor adjunto e investigador de conservación de la Universidad de Carleton en Ontario. El Dr. Bennett y un equipo de colegas enfrentaron una nueva pregunta: si los biólogos moleculares pueden reconstruir especies extintas, como el mamut. 
En un artículo publicado en Nature Ecology & Evolution a inicios de marzo del 2017, los investigadores concluyeron que los costos y beneficios de la biodiversidad casi nunca resultaban a favor de revertir la extinción. Sin embargo, los hallazgos de su equipo no hacen eco entre todos los científicos. Algunos implicados en los esfuerzos por revertir la extinción dicen que el análisis del Dr. Bennett, y otros similares, están muy alejados de los desarrollos reales en ese campo. 
Un grupo líder en este campo es Revive & Restore, una iniciativa sin fines de lucro para rescatar especies extintas y en peligro de extinción mediante ingeniería genética y biotecnología. El grupo, con sede en San Francisco, trabaja para restituir a la paloma migratoria, el mamut lanudo y el urogallo grande. 
El Dr. Bennett reconoció que revertir la extinción ciertamente puede producir ganancias a largo plazo, pero que teme que sea un lujo que el mundo no puede darse actualmente. Según algunos cálculos, el 20 por ciento de las especies en el planeta enfrentan la extinción y el porcentaje puede aumentar al 50 por ciento para finales del siglo. 
En su estudio, el Dr. Bennett y sus colaboradores intentaron hacer un aproximado de los costos de restablecer y mantener a 16 especies que se extinguieron durante el milenio pasado, incluyendo a la paloma de la isla Lord Howe y el canguro rata oriental de Australia, así como el lechuzón cariblanco y la rana waitomoensis de Nueva Zelanda. Los investigadores escogieron estos animales porque podían calcular lo que constaría conservarlos con base en partidas gubernamentales propuestas para salvar a especies vivas similares en peligro de extinción.

No hay comentarios: