domingo, 20 de mayo de 2018

León blanco en peligro de extinción

El león blanco, es una subespecie muy rara que está en peligro de extinción. Los leones blancos son los mismos leones africanos rojizos (Panthera leo krugeri). Se encuentra ocasionalmente en las reservas naturales de África del Sur, y se cría selectivamente en muchos zoológicos del mundo entero. Según las creencias africanas, este animal es divino y si se cruza en tu camino da felicidad. Su existencia ha sido relevante en el público desde los años 1970 por Chris McBride en su libro Los leones blancos de Timbavati (The White Lions of Timbavati).
Según lo que se cree, su genética ha estado siempre en la de los leones normales, pero debido a que es un gen recesivo, es muy raro que aparezca este tipo de leones (es por eso que se había visto apenas por primera vez en la década de los 70) y en estado salvaje no pueden sobrevivir mucho tiempo, ya que por su pelaje blanco, no tiene el camuflaje indicado que a los leones normales les permite cazar sin ningún tipo de problema. Estos leones se encontraron por primera vez en Timbavati. Para la tribu local de esta región, los leones blancos son sagrados.
Los leones blancos no son afectados de albinismo sino de leucismo. Los pigmentos son visibles en sus ojos (que pueden ser dorados/avellana como los de los leones normales, pero también azul-gris o verdes – es posible criar selectivamente con ojos azules), sobre sus almohadillas y sus labios. Su leucismo es debido al gen mutante chinchilla, que inhibe el depósito de pigmentos salvo sobre los extremos del pelo. En consecuencia, el color de los leones blancos varía del rubio y del blanco casi puro. Los mechones de la cola y las melenas de los machos son rubios o crema en lugar de ser negros. 
Los leones blancos son producto de una mutación natural pero rara del león sudafricano, ya que tienen un gen recesivo llamado inhibidor del color que les da este color. Varían del dorado a las tonalidades cercanas al blanco y en ocasiones rojizo. Es importante no confundirlos con los ejemplares albinos, que son los que tienen total ausencia de pigmentación en ojos, pelo y piel. Algunos de estos leones se pueden ver ocasionalmente en reservas de Sudáfrica. 
En cautividad lo tienen más fácil, pero en libertad no suelen sobrevivir mucho tiempo ya que su color no les permite camuflarse para cazar. Para las tribus de las zonas donde habitan los leones blancos, estos son sagrados y existe una leyenda que explica la aparición de los leones blancos. En un recuento del 2004 se calculaba que existían más de 300 de estos leones blancos en cautividad, ya que se quieren perpetuar mediante la cría selectiva por su hermoso pelaje. 
Los rumores de la existencia de leones blancos han sido contados de generaciones en generaciones entre las tribus africanas durante siglos. Muy pocos eran los privilegiados que habían conseguido ver un "ángel de Dios" como ellos los llaman. Tan sólo hay un lugar en la Tierra donde los leones blancos han vivido de forma natural: la región de Timbavati, que significa "el lugar donde los ángeles bajan del cielo". Es allí donde la familia Little en 1938 fueron los primeros europeos en avistar un león blanco. Sin embargo, no fue hasta 1970 cuando fue reconocida mundialmente la existencia de esta particular especie. 
Actualmente, no queda ningún ejemplar de león blanco en libertad  en la región de Timbavati en Sudáfrica. Debido a que la mayoría ha sido presa de cacerías. Pero, gracias a la fundación creada por Linda Tucker (CEO y Fundadora)  y a Jason Turner (científico y ecologista) para la reintroducción del león blanco en su hábitat, esto puede cambiar. 
El león blanco es el símbolo de la cultura indígena de la región, de sus creencias y sus rituales. Por ello, se inició además en el año 2007, un proyecto de desarrollo artesanal para proporcionar objetos vendibles como un medio de devolver algo de esperanza a estas comunidades, con el emblema del león como pieza fundamental de la iconografía. Los ingresos obtenidos se destinan a la propia comunidad, y otra parte contribuye al proyecto de reintroducción del león blanco. 
El león blanco está en peligro de extinción por que muchas personas los cazan para poder venderlos a otras personas con mucho dinero, o llevarlos en zoológicos para mostrarlos a personas. Como es una raza de león muy rara por el color del pelaje hay que cuidar mucho a esta raza de león para que no se extinga.

No hay comentarios: