lunes, 23 de abril de 2018

Crean por accidente una enzima mutante que come el plástico

Científicos británicos crearon en condiciones de laboratorio una nueva enzima capaz de digerir el plástico, material que tarda siglos en degradarse, reportó la revista Proceedings de la Academia de Ciencias de Estados Unidos. Según la publicación, esa molécula puede ‘comerse’ algunos de los contaminantes más comunes como el terftalato de polietileno (PET) y el el polietileno-furanoato (PEF), un material bio-basado en el plástico que empieza a usarse en sustitución de la botellas de cerveza de vidrio.
Los expertos de la Universidad de Portsmouth en el Reino Unido vaticinaron que su creación conducirá a una solución de reciclaje para los millones de desechos que contaminan ríos, mares y tierras en el planeta.
El equipo investigador descifró la estructura cristalina de la Ideonella sakaiensis o PETasa, una enzima natural recientemente descubierta en Japón, y usaron esa información obtenida en 3D para comprender cómo funciona. Sin embargo, durante el proceso diseñaron por azar otro componente aún mejor para degradar el plástico, explicó la nota científica.
El comunicado de la universidad británica adelantó que los investigadores ahora trabajan en mejorar aún más la enzima para usarla industrialmente. ‘Estamos llegando más cerca de una solución de reciclado para la montaña cada vez más grande de desechos plásticos’, manifestaron los especialistas.
Su implantación a nivel mundial aún tardará algunos años, pero da cierta esperanza al problema del plástico. Las botellas de agua tardan más de 400 años en descomponerse y cada minuto se compran más de un millón de ellas en todo el mundo. Más de ocho millones de toneladas de plástico son tiradas a los océanos cada año, y cada vez aumenta más la preocupación por el legado tóxico que estos productos derivados del petróleo dejan sobre la salud humana y el medio ambiente. La mayoría del plástico puede permanecer cientos de años en el ambiente, pese a los esfuerzos de reciclaje, es por ello que los científicos están buscando mejores maneras de eliminarlo.


No hay comentarios: