miércoles, 21 de marzo de 2018

Monos arañas en peligro de extinción

Los monos araña, maquisapas, marimondas, marimonos, koatás o atelos, es el nombre común de cualquiera de los primates del género Ateles («sin dedo pulgar») perteneciente a la familia Atelidae. El nombre Ateles hace referencia a la ausencia de un pulgar oponible en las especies del género; solo cuenta con apéndice vestigial.​ Habitan en bosques tropicales, desde México hasta Brasil. Hasta ahora se han descubierto siete especies: mono araña común (Brasil, Venezuela, Ecuador, Perú y Colombia), mono araña peruano (Bolivia, Brasil, Colombia y Perú), mono araña híbrido o choibo (Colombia, solamente), mono araña de cara blanca (Brasil, solamente), mono araña negro (norte de Sudamérica del Amazonas), mono araña de manos negras (Sur de México, Panamá, Colombia y Ecuador) y mono araña de cabeza negra (Panamá, Colombia y Ecuador). 
Según la especie, su cuerpo mide de 65 a 90 cm de longitud, y la cola prensil de 60 a 92 cm. Son de apariencia más esbelta que los otros monos de la familia Atelidae y pesan entre 7 y 10 kg. Tienen cuatro dedos y carecen de pulgar. El cuerpo es alargado y los miembros largos; el color de las diferentes especies varía de castaño claro a negro. Las hembras tienen como particular característica un clítoris alargado que supera en ocasiones el tamaño del pene del macho. 
Viven en grupos territoriales de 6 a 30 individuos, que comparten un área de 90 a 250 hectáreas y buscan comida en los árboles durante el día, a una altura promedio de 15 m, en subgrupos de 2 a 8 monos. Se alimentan de frutos, semillas, hojas, cortezas y madera. Como caso raro entre primates, las hembras tienden a dispersarse en la pubertad para unirse a grupos diferentes, mientras los machos permanecen en su grupo original. Las hembras escogen una pareja del grupo. Ambos huelen los genitales de la pareja antes de la cópula. La gestación dura de 226 a 232 días tras los cuales nace una cría, que durante los primeros 4 meses de vida está al lado de la madre y luego vuelve con cierta frecuencia a su lado, adquiriendo independencia poco a poco. Una nueva cría se concibe cada 3 años. La madurez sexual llega a los 4 ó 5 años. Pueden vivir hasta 20 años.
La deforestación indiscriminada. La compra como mascota por algunas personas, lo que fomenta su caza furtiva e ilegal. La carne del mono araña es considerada de muy buena calidad y es muy apetecible en algunos países centroamericanos y latinoamericanos (México, Panamá, Guatemala, Honduras, Brasil, Perú, Colombia y Ecuador) quienes lo cazan durante todo el año. Debido a la persecución, los monos huyen y se esconden ante el menor indicio de peligro, por lo que cazarlos no es tan fácil. Sin embargo, no es tanto la cacería como la desaparición del bosque lo que propicia una reducción permanente en el área de distribución y número de monos. La mayoría de las veces los cazadores disparan a la madre para poder apropiarse de la cría, que tiene más valor comercial; sin embargo, es difícil que los muy pequeños logren sobrevivir sin su progenitora, pues mueren de tristeza y por falta de alimento. La minería ilegal e informal, también destruyen sus hábitats. En Ecuador, Venezuela, Perú y Colombia quedan poquísimos ejemplares, donde los gobiernos y los ministerios encargados de proteger estos preciados primates no cumplen con sus obligaciones.

No hay comentarios: