sábado, 3 de marzo de 2018

Descubren súper colonia de pingüinos de la Antártida

Investigadores creían que los pingüinos Adelaida, muy comunes en la Antártida, había disminuido considerablemente, sin embargo recientemente descubrieron una supercolonia de aproximadamente un millón y medio de especímenes viviendo en las islas Peligro (Danger Islands), una cadena de islas rocosas en el norte de la Península Antártica, según un estudio publicado por la Revista Nature. 
Hasta hace años, este sitio no era un hábitat importante para los pingüinos, aunado a que este tipo de supercolonias no habían sido detectadas durante décadas en parte por la lejanía de las islas y por las traicioneras aguas que las rodean, aunado a que el océano cercano está lleno de hielo marino, por lo que es muy difícil de acceder. 
En 2014, el satélite de la NASA Landsat descubrió que las islas estaban literalmente cubiertas de una sustancia. Los investigadores concluyeron que se trataba de guano, excrementos de ave que, dado el tamaño de las islas, debían contarse por cientos de miles. Tras analizar las fotos, biólogos de la Louisiana State University y varias organizaciones ecologistas realizaron una expedición a las islas. Y en efecto, lo que encontraron allí los dejó sin palabras. Utilizando drones, fotografiaron toda la colonia y usaron un algoritmo informático para contar todos los pingüinos. El programa contó 751.527 nidos, lo que hacía un total de 1.5 millones de pingüinos, el 20% de toda la población de la Antártida. 
En diciembre de 2015, llego un grupo ecológico encontrando cientos de miles de aves que anidaban en el suelo rocoso, e inmediatamente comenzaron a contarlos tanto a simple vista como mediante un dron modificado para volar en estas condiciones y tomar imágenes de alta resolución. 
El deshielo de la Antártida ha reducido en los últimos años la población de pingüinos adelaida, hasta el punto de que los científicos avisan que, para 2.100, su número se habrá reducido más de un 60%. En la zona en donde viven estos pingüinos existe una barrera de hielo que no solo ha impedido que el hielo se derrita, sino que también impide que peces y ballenas se coman el krill que alimenta al millón y medio de pingüinos. Aislados de la civilización y de los depredadores, con abundante comida, esta supercolonia de pingüinos adelaida ha llevado una vida tranquila y plena durante décadas.

No hay comentarios: