viernes, 13 de octubre de 2017

Calentamiento global causa súper desastres naturales

La ONU afirmó que los desastres naturales se han cuadruplicado desde 1970. Un informe de las Naciones Unidas indicó que 2.087 personas murieron en este año por fenómenos naturales. La cifra, se si añaden los datos de las recientes inundaciones, podría duplicarse. Científicos creen que esta podría ser la nueva norma en un mundo donde prima el Calentamiento Global. La cantidad de desastres naturales casi se ha cuadruplicado desde 1970, y Estados Unidos ha experimentado la mayoría de los desastres desde 1995, seguido por China e India, dijo el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres. El mundo ha visto el "espectacular deterioro" del cambio climático, "eventos sin precedentes" causados por tormentas e inundaciones desde Texas hasta Bangladesh, la India, Nepal y Sierra Leona. Aquí una pequeña lista de los súper desastres naturales:
Súper Tifón Nina en China (1975), esta tormenta, durante la cual cayeron 104 centímetros de lluvia en un sólo día -más del promedio en un año-, contribuyó al rompimiento de la Presa de Banqiao, provocando 229 mil muertes.
Terremoto y tsunami en el Océano Indico (2004), con una magnitud de entre 9.1 y 9.3 grados Richter, este es el tercer terremoto más grande en el mundo desde 1900, el cual provocó un tsunami que ha causado más muertes que cualquier otro en la historia, con un total de 227 mil 898 muertos o desaparecidos.
Terremoto en Perú (2007), fue el primer país latinoamericano en experimentar la devastadora fuerza de un terremoto en el nuevo milenio. El sismo, que sacudió la región de Pisco el 15 de agosto de 2007, alcanzó 7,9 grados en la escala de Richter y mató a 596 personas. La destrucción en la zona fue casi total y todavía hoy los escombros cubren las calles de las localidades afectadas.
Terremoto en Italia (2009), un terremoto de 6,3 grados, dejó un saldo de más de 150 muertos en la región montañosa de Italia, demostró que a veces no basta con poseer los recursos económicos, si además no se actúa a tiempo para atacar los efectos de una tragedia. Además de los muertos y miles de heridos, unas 100.000 personas en la ciudad de L’Aquila, quedaron sin vivienda.
Terremoto en Haití (2010), la isla fue azotada por un terremoto de 7 grados en la escala de Richter. La ayuda internacional, los hospitales de campaña, los servicios de rescate internacionales, todo resultó insuficiente. Cientos de personas siguen desaparecidas. La pobreza extrema que vive Haití la convirtió en "la Indonesia americana" después de la tragedia.
Terremoto y Tsunami en Japón (2011), Japón sufrió una de las mayores tragedias naturales de su historia: un devastador tsunami en la isla de Honshu generado por un terremoto de 9 grados provocó una situación de emergencia en la central nuclear de Fukushima-1. Los fallos en el sistema de refrigeración originaron explosiones en varios reactores y fugas radiactivas. Japón tuvo que enfrentarse a un 'enemigo invisible': la radiación. La contaminación se registró en el aire, el agua marina y potable, en peces y algunos alimentos, incluso en zonas lejanas a la planta nuclear. Las consecuencias de la catástrofe en Japón -que acabó con la vida de más de 14.000 personas, mientras que más de 23.100 figuran como desaparecidas- aún continúan.
Terremoto en Irán (2012), con magnitudes de 6,4 y 6,3 grados en la escala de Richter, golpearon la provincia de Azerbaiyán Oriental, el 11 de agosto de 2012, hiriendo a miles de personas en las ciudades de Ahar, Varzaghan y Harees, cerca de la capital de la provincia de Tabriz. Al menos 300 personas murieron y se confirmaron más de 1.500 heridos. 
El terremoto en Nepal (2015), fue de magnitud 7,81​ u 8,12​ grados. Afectó a ese país del Asia del Sur. Ha sido el terremoto más grave que ha sufrido el país nepalí desde el acontecido en 1934. Hasta el momento, el número de víctimas supera las 7000 y los daños materiales son cuantiosos​ —entre ellos, se incluyen la plaza Basantapur Durbar de Katmandú y otros edificios emblemáticos, como la torre Dharahara y el templo Manakamana—.

No hay comentarios: