miércoles, 9 de agosto de 2017

Transculturación del mundo

El término transculturación se generó en el terreno de la antropología a partir del año 1940; el concepto lo ideó Fernando Ortiz. Hay considerar como sinónimos a la transculturalidad e interculturalidad. La transculturación se refiere a la situación en la cual, varias culturas que tienen contacto se influyen mutuamente y sobreviven por largo tiempo. A lo largo de la historia de humanidad habido muchos movimientos transculturales.
Fenicia (en fenicio kanaʿan; o Pūt),​ es el nombre de una antigua región del cercano oriente, cuna de la civilización fenicio-púnica, que se extendía a lo largo del Levante mediterráneo, en la costa oriental del mar Mediterráneo. Su territorio abarcaba desde la desembocadura del río Orontes al norte, hasta la bahía de Haifa al sur, comprendiendo áreas de los actuales Israel, Siria y Líbano, una región denominada antiguamente Canaán, con cuya denominación se engloba muy a menudo en las fuentes. El comercio era una actividad principal. Consistía inicialmente en el intercambio en forma de trueque de los productos elaborados en Fenicia por las mercancías disponibles en otros lugares (bien otros productos manufacturados —especialmente de las civilizaciones más desarrolladas—, o bien materias primas, como minerales metálicos —cobre y estaño— o metales preciosos -especialmente de los pueblos más primitivos de Occidente). Posteriormente, la invención de la moneda permitió relaciones comerciales más sofisticadas. Fueron los grandes mercaderes de la antigüedad. Los viajes fenicios establecieron nexos perdurables entre el Mediterráneo oriental y el occidental, no solo comerciales; sino también culturales. 
Los vikingos, eran expedicionarios escandinavos muy vinculados al mar que irrumpieron en la escena histórica alrededor del siglo VII y han sido objeto durante muchos años de las más fabulosas leyendas. Sin embargo, tenían una personalidad real que ya ha sido estudiada y se refleja en su ordenada sociedad; no eran un grupo étnico, sino una especie de cofradía informal de los llamados hombres del norte, que se hizo muy popular en la Europa septentrional y con el único fin de obtener abundancia y prosperidad o bien con el comercio o sirviendo con sus armas al mejor postor. Se han encontrado restos de civilizaciones vikingas en las tres Américas, principalmente en Estados Unidos y parte de Latinoamérica. Los vikingos tuvieron contacto con los incas, mayas y aztecas, según los rastros arqueológicos encontrados en estas civilizaciones antiguas latinoamericanas. 
Europa transcultural, después de la desintegración del mundo antiguo como consecuencia de las irrupciones de los pueblos germánicos: Bélgica (259), Galia (268-78), Italia (260-70), Tracia, Grecia y Asia Menor (258-69), cuando los persas derrotaron y capturaron al emperador Valeriano (260) viene la época de la Alta Edad Media o de las Edades Oscuras, que abarca el periodo comprendido desde la caída del Imperio romano hasta el feudalismo. En el año 409 los jutos, anglos y sajones desalojan a los romanos de la Gran Bretaña; En el 490 visigodos y vándalos llegan a España, mientras que los hunos alcanzan Orleáns y Milán. Estas invasiones suponen la disolución y desplazamiento del centro del poder imperial de Roma hacia el norte de Europa en lo que sería el Imperio carolingio. Los germanos se lanzaron también a la tarea de unificar la sociedad germánica con la romana. En muchos casos esto se reflejó en un proceso legislativo que tendió a unificar las leyes aplicables a los germanos y a los romanos. Este proceso legislativo vino a quedar completo en el siglo VII, época en la que ya no era posible distinguir entre ambas poblaciones. 
Estados Unidos transcultural, ha sufrido muchos procesos transculturales. Desde su independencia de la Corona Británica el 4 de julio de 1776 y su guerra de Secesión o guerra civil estadounidense (1861-1865), esta última se abolió la esclavitud y promovió la industrialización de todo Estados Unidos. Luego de la Segunda Guerra Mundial, sufrió un nuevo proceso transcultural, dando acogida a inmigrantes (legales e ilegales) de Europa, Latinoamérica, Asia y África, hasta hoy, siendo ellos el motor de la economía norteamericana. Los talentos científicos de todas partes del mundo, tienen beneficios económicos y laborales. Hay facilidades para los negocios y la innovación, además de fomentar la competencia. Generando precios bajos en bienes y servicios. Los monopolios, son sancionados.   

No hay comentarios: