jueves, 27 de julio de 2017

Hormigas vs. Termitas

hormigas, son insectos comunes. En el mundo se conocen más de 10.000 especies de hormiga. Predominan especialmente en los bosques tropicales, donde en determinados lugares pueden suponer hasta la mitad de la población de insectos. Las hormigas son muy parecidas a las termitas, y ambas suelen ser confundidas. Sin embargo, las hormigas tienen una «cintura» estrecha entre el abdomen y el tórax, y las termitas no. Además, las hormigas tienen cabezas grandes, antenas articuladas y poderosas mandíbulas. Estos insectos pertenecen al orden de los Hymenoptera, que incluye a avispas y abejas. Las hormigas son unos insectos hipersociales que suelen vivir en comunidades organizadas bajo tierra, en túmulos a nivel del suelo o en árboles. Las hormigas carpinteras viven en la madera y pueden dañar edificios. Algunas especies, como la hormiga soldado, desafían a la norma y no tienen hogares permanentes. Las comunidades de hormigas están dirigidas por una o varias reinas, cuya misión en la vida es poner miles de huevos para garantizar la supervivencia de la colonia. Las hormigas trabajadoras (las que normalmente vemos) son hembras sin alas que no se reproducen. En su lugar, recolectan comida, cuidan la prole de la reina, construyen el hormiguero, protegen a la comunidad y realizan muchas otras labores. Las hormigas machos solo tienen un deber: aparearse con la reina. Una vez cumplida su función, pueden morir. Las hormigas se comunican y cooperan mediante sustancias químicas que alertan a las demás de peligros o las conducen hasta una prometedora fuente de comida. Suelen comer néctar, semillas, hongos o insectos. Sin embargo, algunas especies tienen dietas más inusuales. Las hormigas soldado pueden cazar reptiles, aves e incluso pequeños mamíferos. Las hormigas son reguladoras de muchas de las poblaciones de insectos en el suelo y las plantas y por ello en países como China y Vietnam han sido utilizadas como agentes de control biológico de plagas, debido a su carácter eminentemente depredador. Actualmente, se utiliza a las hormigas para controlar plagas de termitas en las ciudades y pueblos, ya que son sus depredadores naturales. 
Las termitas (termes, turiros, comejenes u hormigas blancas), son insectos sociales de aspecto blanquecino y que viven en el suelo y comen madera. La mayor parte de las termitas son de climas tropicales o subtropicales, pero unas pocas viven en climas templados. Se conocen unas 3.000 especies, seis de las cuales han sido introducidas desde otras regiones como plagas urbanas. Las termitas son abundantes y diversas en América del Sur, África y Australia particularmente en los bosques tropicales de tierras bajas y sabanas. Muchas especies construyen colonias en forma de montículos y otras muchas son arbóreas o de vida subterránea. Las termitas que construyen montículos remueven grandes cantidades de tierra en los suelos duros y poco fértiles, con lo que contribuyen a la aparición de pequeñas plantas que pueden alcanzar el tamaño de arbustos y pequeños árboles. Una colonia de termitas consiste de tres castas básicas: obreras, soldados y reproductivos. En algunas especies existe una cuarta casta: pseudoergados. En 1930 se introdujo en Europa Central la termita Reticulitermes flavipes, y desde 1937 no ha dejado de propagarse, encontrándose actualmente en diversas ciudades de Francia y Alemania, como Hamburgo. Existe asimismo el peligro de propagación de la termita Zootermopis angusticollis, introducida por primera vez en 1956, procedente de Estados Unidos como la anterior. En Europa meridional y el norte de África se encuentran los Isópteros Kalotermes flavicollis y Retuculitermes lucifugus, que son las dos únicas especies nativas de termitas de Europa. En África tropical, se encuentra la termita Termes bellicosus. Siendo las hormigas los depredadores naturales de las termitas. Solo en el África y Australia, son legendarios los enfrentamientos entre estos 2 insectos. 

No hay comentarios: