domingo, 9 de abril de 2017

Hidrógeno: energía universal

El hidrógeno es un gas inflamable, incoloro e inodoro, y es el elemento químico más ligero y más abundante del universo, estando las estrellas y planetas gaseosos formados mayormente por este elemento en estado de plasma durante la mayor parte de sus ciclos. En nuestro planeta, se encuentra mezclado con otros elementos, como minerales y principalmente en el agua. El hidrógeno se usa como combustible para automóviles o coches, algunos aviones y drones militares, en las pinturas luminosas e inclusive se usó para fabricar la famosa bomba de Hidrógeno (bomba H) durante la Segunda Guerra Mundial. 
El hidrógeno es una fuente de energía, usado en las plantas comerciales de fusión nuclear alimentadas por deuterio o tritio, una tecnología que se ha desarrollado enormemente. La energía del Sol proviene de la fusión nuclear del hidrógeno, sin embargo, es un proceso complicado de conseguir en la Tierra. El hidrógeno elemental obtenido de fuentes solares, biológicas o eléctricas, anteriormente costaba mucho energía producirlo, pero ahora en algunos países europeos se ha masificado su producción. La fuente más común de hidrógeno es el agua. Se obtiene por la descomposición química del agua en oxígeno e hidrógeno partir de la acción de una corriente eléctrica (electrólisis) generada por fuentes de energía renovable (solar fotovoltaica, eólica, etc.). Este proceso divide el agua, produciendo oxígeno puro e hidrógeno. El hidrógeno obtenido puede ser comprimido y almacenado en celdas por varios meses hasta que se lo necesite. El hidrógeno representa energía almacenada, se puede quemar como cualquier combustible para producir calor, impulsar un motor, o producir electricidad en una turbina. 
Los automóviles a hidrógeno son automóviles que utilizan hidrógeno diatómico como su fuente primaria de potencia para la locomoción. Estos autos utilizan generalmente el hidrógeno en uno de estos dos métodos: combustión o conversión de celdas de combustible. En la combustión, se "quema" el hidrógeno en los motores fundamentalmente de la misma forma que en los vehículos de gasolina. En la conversión de celdas de combustible, el hidrógeno se convierte en electricidad a través de celdas de combustible que mueven motores eléctricos. Con cualquier método, el subproducto principal del hidrógeno consumido es el agua. Posteriormente aparecieron los autos híbridos que son mitad gasolina y mitad hidrogeno, u otra energía alternativa, que puede ser solar y/o eléctrica. Sin embargo, la tendencia actual es hacia los autos multiecológicos, los cuales combinan dos o tres energías limpias o verdes. Estas tendencias se está profundizando debido a que se ha llegado a la máxima producción del petróleo, pero a la sobre producción de automóviles o coches a gasolina. El año pasado, la OPEP pidió a los fabricantes de automóviles que fabricantes menos automóviles, pues la OPEP ya no se da abasto para cubrir la demanda. 
Empresas como Boeing, Lange Aviación y el Centro Aeroespacial Alemán usan el hidrógeno como combustible para los aviones. En febrero de 2008, Boeing probó un vuelo tripulado de un pequeño avión propulsado por una pila de combustible de hidrógeno. Se han probado también aviones no tripulados de hidrógeno. Estados Unidos, Japón y la mayoría de los países de la Unión Europea promueven el uso del hidrógeno como energía limpia, siendo los europeos y japoneses los más innovadores con este tipo de energía.

No hay comentarios: