lunes, 20 de febrero de 2017

Dron de pasajeros EHang 184 entra en servicio en Dubai

La empresa china EHang está en preparativos para comenzar a usar el EHang 184, su primer dron capaz de llevar pasajeros, en servicios de transporte en la ciudad de Dubái. Ehang ya ha hecho vuelos de prueba sin pasajeros con su novedoso dron y espera que para julio de este año pueda comenzar con el transporte de personas. El servicio sería muy similar a los que se realizan con helicópteros. El EHang 184 fue presentado en la CES 2016 e inmediatamente capturó la atención de todos. 
Mattar al-Tayer, presidente de la Agencia de Caminos y Transportes de Dubái, anunció planes para volar el dron durante la Cumbre Mundial de Gobiernos. Hasta ahora, la mayoría consideraba la aeronave de ocho propulsores como otra curiosidad en un evento que considerado como un Davos en el desierto. 
EHang 184 es completamente autónomo, por lo que el viajero solo tendrá que subir e indicar el destino en la pantalla táctil y el dron hará el resto. Además, se comunica a través de 4G con una sala de control remoto, de forma que no viaja a su merced en ningún momento. El dron es capaz de recorrer más de 40 kilómetros a una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora, aunque se espera que no supere los 100 kilómetros por hora. Su batería le otorga media hora de vuelo a una altura de 700 metros del suelo. Con un peso de 440 kilos y una altura de 1,5 metros, utiliza 8 grandes hélices montadas sobre 4 brazos para volar y flotar. Estas hélices se pueden doblar por completo hacia arriba, de forma que queda plegado y es fácil de aterrizar. Además, tanto el despegue como el aterrizaje lo realiza de manera vertical, sin necesitar ninguna pista especial para maniobras.

domingo, 19 de febrero de 2017

Nostradamus: El ultimo profeta

Michel de Nôtre-Dame o Nostradamus, fue un médico francés de origen judío, considerado uno de los más renombrados autores de profecías. Su obra profética Les Prophéties fue publicada por primera vez en 1555. Desde la publicación del libro, muchas personas se han visto atraídas por sus misteriosos versos (comúnmente escritos en cuartetas). Nostradamus predijo varios hechos históricos, catástrofes globales hasta el fin del mundo. 
Nostradamus temía ser perseguido por hereje por la Inquisición, ya que muchos otros, quienes habían publicado ideas polémicas en aquellos tiempos, habían sido llevados a juicio. Según algunos «intérpretes» de Nostradamus, por esta razón decidió volver sus cuartetas extremadamente crípticas, con omisiones de palabras clarificadoras que tal vez servían para respetar la métrica de la poesía, con alusiones, con autorreferencia a otras partes de la profecía, con frases enigmáticas, con apócopes, metátesis y breves anagramas. Las cuartetas están cargadas de metáforas y de palabras griegas y latinas empleadas en un modo muy particular de Nostradamus. Debido a la oscuridad de sus cuartetas proféticas, estas han perdurado por siglos y han sido a menudo interpretadas de manera distinta por diferentes escritores a lo largo de los años. Muchos libros han sido escritos basándose en estas varias interpretaciones, a pesar de que las diversas «lecturas» de su material han variado de una publicación a otra. 
La Primera y Segunda Guerra Mundial fue profetizada por Nostradamus, donde Alemania fue el centro de ambas guerras mundiales. Aquí escribe Histler (en vez de Hitler) como el gran general que conquistaría el mundo, pero que cometería los mismos errores de Napoleón. Nostradamus también predijo las grandes crisis económicas que han servido de antesala a grandes guerras mundiales, aunque algunos especialistas dudan de que supiera de ellas. 
Nostradamus predijo que la tercera guerra mundial duraría más de 15 años y que sería fuera de lo normal, pues sería sin grandes ejércitos como ahora está sucediendo con la Guerra al Terrorismo yihadista, la cual se inició con el fatídico atentado del 11S del 2001 en Estados Unidos por el Al-Qaeda y que continua hasta la actualidad, por los terroristas yihadistas de ISIS (Daesh o Estados Islámico) en el África, Europa y Estados Unidos. La comunidad internacional para combatir este nuevo tipo de terrorismo o guerra global, se ha visto en la necesidad de trabajar con los ejércitos irregulares (guerrilleros o mercenarios) del África y del Medio Oriente, debido a que ISIS tiene un ejército de guerrilleros, especializados en guerra de guerrillas. Lo que está desembocando en un conflicto no convencional, enfrentándose a una guerra entre guerrillas. Aunque los líderes de los grupos terroristas son eliminados por medio de ataques quirúrgicos con drones a nivel mundial, sus sucesores toman la posta, ya que su meta es conquistar al mundo y esclavizar al mundo mediante el fundamentalismo islámico. 
Según Nostradamus, el último Anti-Cristo serían cuatro personas diferentes con un mismo espíritu diabólico: inteligentes, maquiavélicos y líderes globales. Los posibles Anti-Cristo son el fallecido dictador Hugo Chavez, fundador del Chavismo latinoamericano y cuyo heredero, Nicolás Maduro ha convertido al Chavismo en una Religión Ateo Socialista-Comunista latinoamericana. El fallecido terrorista Osama Bin-Laden, fundador de Al-Qaeda y padre del moderno yihadismo, cuyos hijos han jurado venganza contra Estados Unidos. Donald Trump, actual presidente de Estados Unidos, que mezcla racismo con belicismo. Vladimir Putín, Dictador Ruso, muy inteligente y manipulador, que busca convertir a Rusia en un nuevo Imperio Socialista, por eso en Rusia no tiene Opositores, pues están en la cárcel o han sido asesinados por su gobierno.  

viernes, 10 de febrero de 2017

Cambios climáticos causaron la diversificación de los caballos

Hace unos 18 millones de años, las especies de caballos se multiplicaron. La subfamilia Equinae comenzó una rápida diversificación que culminó en la aparición de unas 140 especies, la mayor parte de ellas hoy extintas. Solo quedan siete especies salvajes: tres de cebras, el kiang de la meseta tibetana, el asno salvaje asiático, el asno salvaje africano y el caballo de Przewalski, originario de las estepas de Mongolia.
Durante décadas, la comunidad científica ha pensado que aquella explosión estaba vinculada a la expansión de un nuevo tipo de hábitat: las praderas. La teoría clásica sugería que los caballos que por entonces pululaban por Norteamérica desarrollaron dientes más altos, para aguantar el desgaste de comer hierba. También se habrían hecho cada vez más grandes, para defenderse de los depredadores en los nuevos espacios abiertos y para optimizar la digestión del alimento, poco nutritivo, según explica el paleontólogo español Juan López Cantalapiedra, del Museo de Historia Natural de Berlín.
Una investigación encabezada por Cantalapiedra tumba ahora esta teoría clásica. Tras analizar los rasgos de 138 especies —las siete supervivientes salvajes y 131 extintas— sus datos sugieren que los cambios en el tamaño y la dentición de los caballos fueron más lentos de lo que se pensaba, así que no tuvieron un papel esencial en la gran diversificación de especies. No hubo una serie de rápidas adaptaciones morfológicas como respuesta a la aparición de las praderas. Lo que ocurrió, según el paleontólogo y sus colegas, es que factores del entorno, como los cambios climáticos, generaron ecosistemas fragmentados y con suficiente alimento como para mantener a multitud de poblaciones aisladas y diferentes genéticamente, aunque parecidas físicamente. 
Norteamérica era la fábrica de caballos. Cuando surgía un diseño ganador, pasaba a Eurasia a través del estrecho de Bering y de allí a África, según explica Cantalapiedra, cuyo trabajo se publicó en la revista Science. Los linajes americanos llegaron a Eurasia en dos dispersiones facilitadas por cambios climáticos, hace 11 y 4,5 millones de años. Tras haber sido la fábrica de caballos del planeta, los equinos se extinguieron en América, pero sobrevivieron en África y en Europa. Desde allí regresaron a casa en 1493, en el segundo viaje de Cristóbal Colón. 
Los científicos analizaron 140 especies, la gran mayoría extintas, para sintetizar décadas de estudios del registro fósil de los caballos en todo el planeta. Los resultados demuestran que el tamaño y la dentición no evolucionaron tan rápido, de hecho, las radiaciones dieron lugar a especies muy similares en ecología y forma. Para los investigadores, los factores externos del entorno, más que la evolución de esos rasgos morfológicos, influyeron en la rápida acumulación de especies. “Los cambios ambientales habrían provocado la fragmentación de los ecosistemas a escala global, lo que dio lugar a poblaciones aisladas de caballos, diferentes genéticamente, pero con morfologías similares”, apunta Manuel Hernández Fernández, investigador de la Universidad Complutense de Madrid en el Instituto de Geociencias.

jueves, 9 de febrero de 2017

Plagas de langostas

Las plagas de langosta son un desastre natural devastador. Las langostas son cercanas a los saltamontes y son insectos de aspecto parecido. Sin embargo, el comportamiento de la langosta puede ser completamente distinto. A veces son insectos solitarios con un estilo de vida semejante al del saltamontes, pero pasan por una fase llamada gregaria. Cuando se dan las condiciones medioambientales para producir plantas verdes y favorecer la reproducción, las langostas se juntan en grandes, ambulantes y voraces enjambres.
Hasta ahora el registro más antiguo de una plaga de langostas se remonta más de dos mil años atrás, según el relato bíblico y que es mencionada por ser la octava plaga que asoló Egipto y acabó con la última fuente de comida que quedaba en ese momento, los cultivos. Si bien esta visión de una gigantesca nube de seres vivientes que comen todo que relata la Biblia en un tiempo se creyó fantasiosa y terrible, de hecho, esta descripción no puede estar más cercana a la realidad de tiempos más recientes, donde las plagas de langostas pueden matar (indirectamente por la hambruna) a millones de personas.
Los brotes más grandes de langostas del desierto ocurrieron entre 1987 y 1989. Es tal la voracidad de este insecto que una parte muy reducida de la nube (alrededor de una tonelada de langostas) es capaz de consumir en un día la misma cantidad de alimentos que 10 elefantes o 2500 personas. Cuando las langostas atacan inmediatamente antes de la cosecha, las repercusiones pueden ser devastadoras. Al terminar la plaga de 1987, había llegado a 25 países vulnerables, con pérdidas monumentales. Desde entonces ha habido algunos brotes, aunque no se han desarrollado nuevas plagas. 
En Sudamérica, en Bolivia, Uruguay, Argentina, los ataques fueron intensísimos hasta avanzado el siglo XX. En Venezuela, los ataques de langostas se conocen desde la época de la Colonia. Dos grandes invasiones se registraron más recientemente entre los años de 1881 a 1885 y de 1913 a 1918, produciendo daños de tal magnitud a la agricultura, que en ambas oportunidades el gobierno declaró estado de emergencia nacional. Las especies de langostas americanas causantes de estos daños pertenecen, en su mayoría, al género Schistocerca. En Colombia y Brasil también se conoce la langosta llanera (Rhammatocerus schistocercoides). En el mes de octubre de 1988, se informó la invasión de langostas no conocidas en varias islas del Caribe y en Surinam. En el mes de noviembre de 1988, se informó una invasión semejante en varias localidades del estado Sucre (Venezuela), inicialmente en Río Caribe. Un estudio detallado de los ejemplares colectados en dicha zona demostró que éstos pertenecían a la langosta del desierto (Schistocerca gregaria). Posteriormente, fueron colectados ejemplares de la misma especie en los estados Aragua, Carabobo, Distrito Federal, Falcón, Miranda y Monagas. Su llegada al continente americano se relaciona con las corrientes de aire producidas por el desplazamiento del huracán Joan, pues sin estas corrientes de aire las langostas hubieran muerto en el camino. En los siglos XVI y XVII, en la península de Yucatán se dieron varias hambrunas propiciadas por plagas del acrídido. Por ejemplo, durante los gobiernos de Juan Francisco de Esquivel y José Campero de Sorredevilla como capitanes generales de Yucatán, hubo incontables muertes producidas por este insecto. 
En este año, más de 1.200 hectáreas fueron destruidas por una plaga de langosta. Esto obligó al gobierno boliviano de Evo Morales en declarar emergencia a Santa Cruz, Bolivia. Las autoridades comenzarán a fumigar un cordón de unas 33.000 hectáreas alrededor de la zona más afectada, en los municipios de Cabezas, El Torno y La Guardia, en el Chaco Boliviano. La idea es contener a los insectos y que no sigan avanzando a otras partes de Santa Cruz, departamento que produce cerca del 80% de los cultivos que se consumen en Bolivia. Se estima que desde que empezaron a llegar hace dos semanas, las langostas destruyeron unas 1.200 hectáreas. Un comité intergubernamental creado el año pasado para lidiar con otra plaga del campo coordinó las fumigaciones e informó a los campesinos de la zona sobre cómo cuidarse de los agroquímicos, que son rociados por aire y tierra.