domingo, 30 de octubre de 2016

Súper depredadores

Las serpientes, también llamadas ofidios, son reptiles cuya característica principal es la ausencia de patas (excepto el pitón, que con el tiempo ha desarrollado extremidades diminutas) y el cuerpo muy alargado. Existen 456 géneros y más de 2,900 especies alrededor del mundo (de las cuales solo 450 son venenosas). Las serpientes habitan en todos los continentes del mundo, exceptuando únicamente a la Antártida y siendo Australia el país que conserva a las diez serpientes más venenosas de todo el planeta. Todas sin excepción son carnívoras. Su dieta incluye aves, anfibios, mamíferos, peces, insectos y hasta otros reptiles, entre ellos otras serpientes, pero esto no se da en todos los casos. Estas no pueden masticar, por lo que ingieren los cuerpos enteros.  Tienen la capacidad de comer animales hasta tres veces más grandes que su cabeza y su diámetro, por lo que al estar completamente llenas y haber gastado mucha energía, deben de permanecer en estado de letargo para realizar todo el proceso de digestión y poderse recuperar físicamente. Cuando capturan presas muy grandes, la serpiente puede pasar hasta meses sin probar alimento. Serpientes y cocodrilos son eternos enemigos en el mundo de los reptiles, ambas especies están en peligro de extinción actualmente. 
Orca o ballena asesina, son principalmente depredadoras, capaces de atacar incluso a otras especies de ballenas y a varios otros mamíferos marinos como focas o leones marinos. Sin embargo, son considerados como uno de los animales más fastuosos del mundo. Se encuentran en los océanos de todo el mundo. Son la criatura de mayor difusión en el mundo. Muchos de ellos han sido encontrados vivos en los ríos de agua dulce y no sólo en el agua salada de los océanos. La dieta de las orcas varía según la población y área geográfica, pero por lo general, las ballenas orcas residentes se alimentan principalmente de peces como el salmón o el arenque, mientras que las ballenas orcas transitorias se alimentan de una variedad de animales, incluidos peces, lobos marinos, focas, marsopas, nutrias, otras ballenas, osos polares, tiburones y el fletan. Actualmente se encuentran en peligro de extinción.
Los cocodrilo, son  grandes reptiles semiacuáticos que viven en las regiones tropicales de África, Asia, América y Australia. Una especie, el cocodrilo marino (Crocodylus porosus) es el mayor de los cocodrilos de la actualidad (el más grande del que se tiene noticia es de 8,5 metros de longitud y 1700 kilogramos de peso, y fue capturado en Queensland (Australia) en el año 1957). Le sigue en tamaño el cocodrilo del Nilo (Crocodylus niloticus), con ejemplares que sobrepasan los 6 m y casi 750 kg de peso. Tienden a congregarse en hábitats de agua dulce como ríos, lagos, humedales y algunas veces en agua salobre. Se alimentan principalmente de vertebrados (peces, reptiles y mamíferos), y algunas veces de invertebrados (moluscos y crustáceos), según la especie. Serpientes y cocodrilos son eternos enemigos en el mundo de los reptiles, ambas especies están en peligro de extinción actualmente. 
Dragón de Komodo, es el lagarto de mayor tamaño del mundo, con una longitud media de dos a tres metros y un peso de unos 70 kg. A consecuencia de su tamaño, son los súper depredadores de los ecosistemas en los que viven. Los dragones de Komodo son carnívoros. Aunque se alimentan fundamentalmente de carroña, también tienden emboscadas a presas vivas acercándose sigilosamente. Cuando una presa adecuada llega cerca de su lugar de emboscada, la ataca rápidamente lanzándose sobre el vientre o el cuello del animal. Es capaz de localizar sus presas utilizando su penetrante sentido del olfato, que puede detectar a un animal muerto o agonizante de una distancia de hasta 9,5 kilómetros. Se han documentado casos de dragones de Komodo derribando cerdos grandes y ciervos con su fuerte cola. Es frecuente que las presas grandes sean devoradas por varios dragones, o que, si la presa consigue inicialmente escapar (algunos estudios indican un 30% de fracasos), pero queda herida, sea cobrada finalmente por otro u otros dragones. Habita en el centro del archipiélago de Indonesia en las islas Rinka y Komodo, siendo el rey de estas islas. Actualmente, se encuentra en peligro de extinción. 

lunes, 24 de octubre de 2016

Crean papel electrónico más flexible y a todo color

Hasta ahora, las pantallas reflectantes que conocemos son las que se encuentran en los ya tradicionales lectores electrónicos. Gracias a ellas, y gracias a los lectores electrónicos en general, nuestra forma de leer ha cambiado por completo. Pese a que la mayoría de la gente continúa prefiriendo leer en libros tradicionales, es cierto que los e-book son todo un avance: nos permiten almacenar una gran cantidad de libros en un dispositivo mucho más pequeño y ligero que cualquier libro de bolsillo.
Estas pantallas tienen, también, sus inconvenientes. Y es que, hasta ahora, solo eran buenas para el texto en blanco y negro, puesto que el resto de tonalidades se le escapaban. Esto hace, por ejemplo, que leer cómics en e-book sea bastante más aburrido que en la vida real, puesto que se llega a perder la esencia de la historia al perderse el color; no se pueden captar los mismos detalles, y hay escenas que pueden dejar de apreciarse por completo.
Eso puede cambiar con el descubrimiento que ha hecho Andreas Dahlin, un estudiante graduado en la Universidad Tecnológica de Chalmers, en Suecia. Dahlin se encontraba estudiando la combinación de polímeros conductores con nanoestructuras cuando descubrió un material que permitía crear un papel electrónico a todo color, flexible y de bajo consumo. Además, al igual que cualquier otra pantalla reflectante, y al igual que el papel normal, no emite ninguna luz, con lo cual no dañará nuestra vista aunque lo usemos durante mucho tiempo seguido. Al crear un nuevo “papel” electrónico, el cual mide menos de un micrómetro de grosor, es flexible, muestra los mismos colores que una pantalla normal LED, y necesita diez veces menos energía que una tableta Kindle.  
Cuando Andreas Dahlin y Kunli Xiong, de la Universidad Chalmers de Tecnología en Suecia, estaban trabajando en colocar polímeros conductores sobre nanoestructuras, descubrieron que la combinación sería perfectamente adecuada para crear pantallas electrónicas tan delgadas como el papel. Se pusieron manos a la obra y el resultado es el citado "papel". 
Este es similar a la tableta Kindle en varias prestaciones importantes. No está iluminado como una pantalla estándar, sino que más bien refleja la luz externa que lo ilumina. Por tanto, funciona muy bien donde allá donde haya una luz brillante, como por ejemplo a pleno sol, una conducta muy distinta de la de las pantallas LED, que ofrecen una mejor visibilidad con poco o ninguna luz ambiental. 
Todo depende de la capacidad de los polímeros para controlar cómo es absorbida y reflejada la luz. Los polímeros que cubren toda la superficie llevan las señales eléctricas a través de toda la pantalla y crean imágenes en alta resolución. El nuevo papel electrónico aún debe perfeccionarse antes de pasar del laboratorio al mercado, pero la parte más importante de su diseño ya se ha culminado con éxito. Dahlin piensa que la mejor aplicación para las nuevas pantallas será para mostrar información en lugares bien iluminados, como en el exterior o en grandes locales públicos. Esto podría reducir el consumo de energía y al mismo tiempo ofrecer más prestaciones que las que brindan los sistemas tradicionales de señalización y aviso. 

viernes, 21 de octubre de 2016

Guerra con Chile: Ocupación de Lima y conquista del Perú por Chile

La ocupación de Lima (1881-1883) por el ejército de Chile a mediados de enero de 1881 fue un suceso correspondiente a la campaña de Lima, una de las fases terrestres de la Guerra con Chile (mal llamada Guerra del Pacífico). Para entonces, Chile ya controlaba no solo las provincias peruanas de Tarapacá, Arica y Tacna, sino también el mar frente a las costas de Perú; bajo el mando del general Manuel Baquedano, las tropas chilenas, entre 12 mil y 13 mil hombres, habían desembarcado en Chilca y Pisco a fines de 1880 sin oposición peruana.
Lima, capital peruana fue defendida por dos líneas: la de San Juan, formada por tropas del ejército del Perú y reforzada por las levas en las guarniciones de la sierra, y la de Miraflores, compuesta por reservistas civiles limeños y los sobrevivientes de la primera línea. Después de la derrota peruana en ambas líneas de defensa, el ejército de Chile ocupó los pueblos de Chorrillos y Barranco el 13 de enero de 1881 —tras la batalla de San Juan o batalla de Chorrillos— y el de Miraflores el 15 de enero —tras la batalla homónima—.
Luego de la retirada del presidente Nicolás de Piérola a los Andes y la renuncia de Pedro José Calderón, su ministro de Relaciones Exteriores y Culto, el alcalde Rufino Torrico quedó como la máxima autoridad peruana en Lima cuando el ejército de Chile entró en la ciudad. La ocupación de la capital peruana por tropas chilenas se prolongó desde el 17 de enero de 1881 hasta el 23 de octubre de 1883, cuando, tras la firma del Tratado de Ancón, Miguel Iglesias asumió el gobierno de Perú.
El 22 de febrero de 1881, un grupo de notables eligió a Francisco García-Calderón como «presidente provisional» en el pueblo de Magdalena, que quedó como territorio libre y fuera de la autoridad militar chilena. Posteriormente, el 5 de septiembre, el comandante en jefe del Ejército de Ocupación, Patricio Lynch, ordenó el desarme de las tropas acantonadas en Magdalena, Miraflores y Chorrillos, lo cual se verificó sin resistencia, quedando las armas y municiones en los cuarteles chilenos. Al negarse a firmar un tratado con desmembración territorial, García-Calderón fue apresado y deportado a Chile a bordo del blindado Cochrane el 6 de noviembre de 1881 —debido a esto, García-Calderón es conocido como «El presidente cautivo» en Perú—. El 15 de noviembre, fue sucedido en el gobierno provisional por el contralmirante AP Lizardo Montero Flores, quien inició negociaciones con el Gobierno chileno —sin embargo, su negativa a la cesión de territorios lo obligó a trasladar el Congreso a Arequipa, donde continuó en funciones hasta el 28 de octubre de 1883—. 
El gobierno de Nicolás de Piérola se encontraba en Ayacucho y no tuvo reconocimiento, por lo que dimitió en Tarma el 28 de noviembre de 1881. Posteriormente, en el norte de Perú el 30 de diciembre de 1882, se autoproclamó como presidente Miguel Iglesias, quien inició conversaciones con el gobierno de Chile el 3 de mayo de 1883 y accedió a la cesión territorial; el Tratado de Ancón fue suscrito el 20 de octubre de 1883 y ratificado por los Senados de ambos países entre enero y marzo de 1884.  
Rebelión Cacerista (1881-1883), el general Andrés Avelino Cáceres pudo levantar a las poblaciones de los andes peruanos contra las tropas invasoras de Chile, especialmente gracias al apoyo completamente beligerante de la Iglesia peruana, dirigidas desde el Convento de Santa Rosa de Ocopa. Estableció como su centro de poder el valle del Mantaro y a Ayacucho como su reserva. En su momento máximo tuvo más de 3.000 hombres a su mando, que denominó como el Ejército del Centro. Era un ejército compuesto, en parte, de veteranos, sirviéndose de los guerrilleros solo como tropas de choque. Buena parte de los soldados de Cáceres estaban armados de rejones, lanzas y hondas; también eran expertos en el empleo de galgas que hacían rodar desde lo alto de los cerros sobre los pasos estrechos y desfiladeros. A lo largo de esta rebelión, Cáceres fue apodado “el Brujo de los Andes”, apelativo debido a que, a pesar de la mayor cantidad de los soldados enemigos, se enfrentó a ellos en múltiples combates sin ser nunca capturado o muerto. Cáceres con su guerra de guerrillas logro vencer a los invasores chilenos en varias batallas, mermando sus tropas.

sábado, 15 de octubre de 2016

2016: Año de la Cuarta Revolución Industrial

Este 2016 podría ser el año que confirma la llegada de la cuarta revolución industrial, generando cambios disruptivos que transformarán los entornos productivos desde sus cimientos, provocando cambios sociales de gran relevancia. Así lo piensa Klaus Schwab, y de esta forma lo expone en su obra "The fourth industrial revolution", que se publicó en enero de este año, recogiendo su punto de vista experto y algunas de las ideas y reflexiones más notables, de entre las vertidas en el World Economic Forum.
La cuarta revolución industrial es la convergencia de tecnologías digitales, físicas y biológicas, anticipan que cambiará el mundo tal como lo conocemos. Ya está ocurriendo, a gran escala y a toda velocidad. Las fábricas inteligentes, la industria 4.0 y la introducción masiva de robots en entornos productivos nos describen un futuro inmediato. Una estrategia que logra integrar la concepción física del proceso de fabricación con el Internet de las Cosas (IoT) y otras tecnologías. La convergencia de múltiples sectores de la tecnología y la industria que evidencia que los seres humanos están entrando en una nueva era de grandes oportunidades y menor aversión al riesgo. La evolución a velocidad no lineal, que muestra una progresión exponencial, síntoma de que el cambio está ya en marcha.
Si las predicciones de Klaus Schwab se cumplen, y todas las señales apuntan a la existencia de una transformación que ya está en marcha. Según él mismo expresa en su obra " vivimos en una época de gran promesa y gran peligro". Los beneficios de la cuarta revolución industrial parecen claros: Asegurar el potencial para conectar miles de millones de personas a las redes digitales. Mejorar drásticamente la eficiencia de las organizaciones. Gestionar los activos de forma más sostenible, incluso ayudando a regenerar el medio natural.
Sin embargo, los inconvenientes del proceso evolutivo están aún en la sombra. Las preocupaciones de Schwab al respecto están en la siguiente línea: Dificultad de las organizaciones para adaptarse al nuevo ritmo y los nuevos métodos. Cambio del posicionamiento de los gobiernos con respecto a los avances tecnológicos, que podrían dejar centrarse en tratar de regular para limitarse a capturar sus beneficios. Traslado del poder a quienes cuenten con mayores posibilidades de innovación y más recursos. Aparición de nuevos e importantes problemas de seguridad. Crecimiento de las desigualdades y fragmentación de las sociedades.
Esta revolución industrial también comienza con los equipos de robótica y los dispositivos conectados del Internet de las Cosas. Con ellos, se espera que la industria 4.0, que comunica la realidad analógica antigua con la nueva digital, modifique plenamente el panorama productivo primero, con cuotas de productividad mucho más altas y mayor grado de control en el producto, y más tarde el laboral. Algunos expertos escépticos ponen en tela de juicio lo primero, afirmando que aún no se puede asegurar que la tecnología haya avanzado hasta el punto necesario de automatización. Sin embargo, sí se coincide en que los empleos no volverán a ser los mismos de antes. 
El 70% de los ejecutivos tiene expectativas positivas sobre la cuarta revolución industrial, así lo reveló el Barómetro Global de Innovación 2016 de General Electric (GE). Según el estudio, los mercados emergentes, principalmente en Asia, son los que están adoptando una innovación más disruptiva que sus similares en las economías desarrolladas. Sin embargo, una parte de los empresarios teme quedarse atrás debido a que la tecnología evoluciona más rápido de lo que pueden adaptarse, y otros favorecen un enfoque incremental a la innovación que mitiga este riesgo. La encuesta reveló que Estados Unidos sigue clasificando como el campeón en innovación; Alemania pasó del segundo al tercer lugar, y Japón sigue ocupando un sitio entre las tres primeras posiciones de los líderes en innovación, moviéndose dos lugares. Nanotecnologías, inteligencia artificial, drones e impresoras 3D son los artífices de la ‘Cuarta Revolución Industrial’, según el Foro Económico Mundial de Davos. Además estimó que esta revolución podría acabar con 5 millones de puestos de trabajos en los 15 países más industrializados del mundo. 

domingo, 9 de octubre de 2016

5 alienígenas de Star Wars que existen en nuestro mundo

De acuerdo con algunos académicos, el catálogo de monstruos de la saga Star Wars no son producto de la ciencia ficción, sino simplemente de la ciencia. Estos son algunos ejemplos.
Banthas, estas enormes bestias de carga hicieron su debut en la película original de Star Wars, y han aparecido de vez en cuando desde entonces. Se parecen muchísimo a los mamuts lanudos, una especie extinta que habitaba en gran parte del hemisferio norte. Al igual que los mamuts, los banthas tienen cuernos largos y la piel cubierta de abundante pelo -como un abrigo-, aunque no tienen trompa. Los lanudos mamuts prosperaron durante la última glacial, cuando enormes capas de hielo se expandieron desde el Ártico y cubrieron América del Norte y el norte de Europa. El gran tamaño de los mamuts y sus gruesos abrigos les ayudaron a mantenerse con calor en el gélido clima. En cambio, los banthas viven en un planeta desierto de Tatooine. Claramente hace un calor abrasador y no hay nieve, por lo que los banthas deben estar muriéndose de calor. Podemos concluir que fueron importados de algún otro lugar, quizás del mundo helado de Hoth, o puede que los domestiquen especialmente por su piel.
Tauntaun, del gélido mundo de Holth, fueron utilizados como bestias de carga durante la Rebelión, que tuvo lugar en el "Episodio V: El Imperio Contraataca". Tienen el pelo grueso, de color blanco sucio, debido al paisaje nevado en el que viven. Sin embargo, parecen muy poco adecuados para ser cabalgados por humanos. Casi todos los animales montados por humanos tienen cuatro patas. Pero los tauntaun son bípedos, con brazos al frente, de manera que parecen dinosaurios predadores, como los tiranosaurios rex. Esto significa que apoyan todo su peso en las patas traseras. Existe un animal bípedo que los humanos pueden montar: los avestruces. Si éstas pueden soportarlo, se supone que los tauntaun también pueden.
Exogorth, en "El Imperio Contraataca", Han Solo esconde el Halcón Milenario en un túnel localizado en un asteroide, para después descubrir que en el túnel vive una gigantesca criatura con forma de gusano, y que ha estacionado su nave en su lengua. Esta bestia fue posteriormente bautizada como exogorth. Pero varios elementos del exogorth están basados en la vida real. Hay muchos animales grandes que pasan la mayor parte del tiempo en madrigueras o cuevas, como la anguila morena, que vive en cavidades del lecho marino en forma de tubos.
Jabba, el Hutt, este criminal es una babosa gigante con brazos. Las babosas y los caracoles son moluscos, lo cual quiere decir que pertenecen al mismo grupo de las almejas, ostras y pulpos. El molusco más grande es, probablemente, el calamar gigante, que puede llegar a alcanzar los 12 metros de largo. La mayor parte de su longitud se debe a sus tentáculos, que pueden crecer tanto porque vive bajo el agua. Las babosas y los caracoles, técnicamente conocidos como "gasterópodos", tienen cuerpos bastante más compactos, lo cual limita su tamaño. La liebre de mar negra californiana es uno de los más grandes: llega a medir 0.99 metros de largo y puede pesar 14 kilos. Los gateropódos sin concha, como las babosas negras (Limax cinereoniger) que puede que sean las más grandes llegando a alcanzar los 20 metros de largo.
Sarlacc, de "El Retorno del Jedi", donde Jabba intenta arrojar a nuestros héroes al Gran Pozo de Carkoon, en donde vive un monstruo que se llama sarlacc. Nunca se ve el cuerpo completo del sarlacc porque está enterrado bajo la arena. Se encuentra en el fondo de un foso de arena con laterales notablemente inclinados, por lo que cualquiera que se caiga se deslizará hasta el fondo. Esto hace recordar a uno de los mayores depredadores de insectos: las hormigas león. Las larvas de estos insectos se aprovechan de las hormigas y, para hacerlo, construyen trampas. Cavan pequeños hoyos en la arena, de pocos centímetros de profundidad. La pendiente de la fosa terminada tendrá un ángulo muy particular, conocido como el ángulo crítico de reposo. Esto significa que cualquier animal que se pase por el foso se deslizará hasta las profundidades, donde la hormiga león le espera con las mandíbulas abiertas y con la boca abierta.