lunes, 19 de octubre de 2015

Los dobles de Hitler

Hitler fue un judío que odiaba a los judíos, debido a sus traumas infantiles y de su juventud. Hitler sobrevivió a un ataque de armas químicas durante la Primera Guerra Mundial, a partir de ese momento creyó que él era la reencarnación de dioses nórdicos (Odín y/o Thor). Hitler era un genio militar, gran estratega, egocéntrico y ególatra, por lo que despreciaba el uso de dobles, debido a la inmortalidad que creía poseer. La SS Nazi (inteligencia nazi) contrato dobles de Hitler para usarlos en las campañas de concientización y domesticación de las naciones conquistadas por el imperio Nazi, convirtiendo a Hitler en un Dios y su religión el nazismo. Documentos desclasificados de la Alemania Nazi solo confirman la existencia de un doble de Hitler, el que fue usado para despistar a las tropas soviéticas que avanzaban hacia Berlín a finales de la Segunda Guerra Mundial.  
Ferdinand Biesel, era un ciudadano alemán que formaba parte de las SS. Un día, haciendo algo tan cotidiano como ir a una taberna con algunos amigos su vida cambió para su siempre. Biesel, conocedor de su parecido con Hitler, imitó al Fuhrer para diversión de sus amigos y compañeros de taberna, con el inconveniente de que uno de los "espectadores" era un miembro de la Gestapo que inmediatamente lo detuvo por mofarse de la figura de Hitler. Un delito como ese no podía traer nada bueno para Biesel, sin embargo, las mismas personas que le detuvieron observaron su enorme parecido físico con Hitler y decidieron aprovechar esa circunstancia para su propio beneficio. Es entonces cuando Martin Bormann, hombre de confianza de Hitler, decide que Biesel podría actuar como doble de Hitler, previo paso por una serie de pruebas y clases. Parece ser que inicialmente la idea no entusiasma al propio Hitler pero en aquel momento, en plena guerra, el riesgo que corría la seguridad de Hitler era muy alto especialmente en determinados eventos y lugares. Biesel comenzó a hacer las funciones de doble de Hitler, además de su obvio parecido físico, aprendió a imitarlo en otros aspectos y se convirtió en un clon perfecto del Fuhrer, tanto es así que desempeñó esta función durante un largo tiempo, siendo asesinado por la propia SS Nazi cuando las tropas soviéticas llegaron a Alemania y estaban a unos kilómetros de Berlín. Se descubrió que el cadáver no era de Hitler porque usaba medias rotas y era más joven que el mismo Hitler. Esto fue confirmado por los médicos forenses de los aliados. 
Hitler argentino, no es el verdadero Hitler sino uno de sus dobles según revelaciones de los servicios de inteligencia de Rusia y de Estados Unidos. Rusia tiene el cráneo del verdadero Hitler, además de filmaciones y documentos que confirman los últimos días de Hitler en su bunker en Berlín. El Hitler argentino fue enviado por la SS Nazi a Argentina para crear un nuevo frente de guerra contra Estados Unidos, pero esto no se dio, debido a la caída de Berlín a manos de soviéticos y norteamericanos al final de la Segunda Guerra Mundial. Los sobrevivientes nazis usaron al doble de Hitler para crear, organizar y refundar al nazismo en toda Latinoamérica, lo que se llamó después, grupos Neo Nazis. Los sobrevivientes nazis,  usando un doble de Hitler para despistar a la inteligencia norteamericana que los buscaba por los crimines de lesa humanidad que había cometido contra la comunidad judía. Lo cierto, es que muchos gobiernos y partidos políticos de izquierda sudamericana protegieron a los Nazi. Inclusive algunos gobiernos y dictaduras latinoamericanas tuvieron de asesores a estos Nazi, muchos de ellos, hasta se habían operados sus rostros y cambiado sus nombres reales para pasar desapercibidos.  

No hay comentarios: