martes, 29 de septiembre de 2015

NASA confirma la existencia de agua en Marte

La NASA descubre sales hidratadas en una zona de Marte conocida como Recurring Slope Lineae, que podrían originarse a partir de agua líquida. La investigación, publicada en Nature Geoscience, ha puesto fin al misterio. El grupo de Lujendra Ojha, del Georgia Institute of Technology, ha encontrado trazas de sales hidratadas en Marte en una zona denominada Recurring Slope Lineae (RSL). Esta región fue hallada inicialmente en 2011 por otro equipo diferente de científicos, que describió la zona como "manchas oscuras que aparecían a finales de primavera y desaparecían en otoño en el hemisferio sur". Al pensar en agua líquida sobre el planeta rojo, es posible que imaginemos ríos y mares fluyendo bajo la superficie. Sin embargo, la primera evidencia de agua líquida en Marte es bastante diferente a lo que podríamos pensar: se trata en realidad de sales hidratadas, es decir, que contienen moléculas de agua. Anteriormente ya se habían detectado in situ y de forma remota diferentes tipos de sales en Marte, tales como cloruros, sulfatos o percloratos. Sólo que esta vez las sales encontradas suponen una fuerte evidencia de la presencia de agua líquida en el planeta rojo.
Según los investigadores, estas sales pueden disminuir el punto de congelación del agua, reducir su tasa de evaporación y ser higroscópicas, es decir, podrían ser capaces de absorber la humedad atmosférica. En el caso de la zona conocida como Recurring Slope Lineae, las manchas oscuras pueden llegar a presentar una anchura de cinco metros y alcanzar temperaturas que se sitúan entre los -23,15ºC y los 0ºC. Estas características, como apuntan los científicos en Nature Geoscience, sugieren que las sales podrían jugar algún papel en la disminución del punto de congelación del agua, permitiendo que fluyeran soluciones salobres. ¿Estaríamos entonces ante la primera evidencia de agua líquida en el Marte actual? Para confirmar esta hipótesis sobre el origen de Recurring Slope Lineae, los investigadores deberían detectar la absorción de agua líquida en su superficie, o bien encontrar sales hidratadas, que se formarían tras precipitarse a partir de estas corrientes de agua. Para evaluar qué hipótesis era correcta, el equipo de Lujendra Ojha ha analizado la composición mineralógica de las manchas de RSL gracias a uno de los instrumentos del Mars Reconnaissance Orbiter. Los estudios realizados por el espectrómetro CRISM muestran que en la zona RSL habría sales hidratadas, ya que los resultados obtenidos no permiten determinar de forma directa -al menos de momento- la presencia de agua líquida. Los cambios en la hidratación de estos minerales implicarían también dos efectos. Por un lado, el estado de hidratación podría aumentar al mismo tiempo y en el mismo lugar en el que se forman las vetas RSL. La segunda hipótesis, según los investigadores, se basaría en que las sales hidratadas se depositan en las zonas RSL y posteriormente se desecan. 
Tras la presentación de los últimos hallazgos de la agencia espacial estadounidense, NASA, en relación a la presencia de corrientes de agua en Marte, fueron muchos quienes hicieron la asociación con la posibilidad de que exista vida en el planeta rojo. Desde hace años se ha sabido que en el pasado hubo grandes cantidades de agua corriente en Marte y también se conocía de la existencia de agua congelada bajo su superficie. La importancia de este último descubrimiento, dice Mary Beth Wilhelm, investigadora del Centro Arnes de la NASA en Moffett Field, California, es que "es la primera vez que hay evidencia directa de la existencia de agua líquida en la superficie de Marte". Wilhelm añade que todavía no se sabe de dónde procede el agua, aunque indica que lo más probable es que sea de la atmósfera. Anteriormente este año, la NASA informó que casi la mitad del hemisferio norte de Marte fue en el pasado un océano, con una profundidad mayor de 1,6km. Otro aspecto novedoso del anunció es que es posible que las corrientes de agua salada se den en la actualidad, no como algo del pasado. Con poquísimas excepciones, el agua es necesaria para la vida tal como la conocemos. Sin embargo, los investigadores piden prudencia. El hecho de que haya agua congelada, corriente o ambas, no implica directamente que haya vida en Marte.

No hay comentarios: