jueves, 30 de julio de 2015

Batalla del Callao (1824-1826): ¡La batalla final!

En junio de 1823 el general español José de Canterac se apoderó de Lima al frente de numerosos soldados realistas, y permaneció durante un mes en la ciudad. Cuando las tropas independentistas, ahora dirigidas desde Trujillo por Simón Bolívar, recuperaron Lima, en el Callao quedaron 2.000 soldados del bando patriota. No obstante, las malas condiciones en que se hallaba esta guarnición no experimentaron mejora alguna, y hubo varias instigaciones sediciosas hacia las tropas del Callao para pasarlas al bando realista. Tales maniobras fueron dirigidas por José Bernardo de Tagle el Marqués de Torre Tagle, líder independentista peruano que perdió su condición de presidente por la llegada de Bolívar; como resultado de ello estalló la Sublevación del Callao el 5 de febrero de 1824. Algunos soldados rasos intentaron contener la revuelta pero fueron rápidamente reducidos y ejecutados. Tras el motín, la mayoría de soldados independentistas acuartelados en la Fortaleza del Real Felipe del Callao cambiaron de bando y se plegaron al Ejército Realista, ante ello las tropas aún leales al gobierno peruano evacuaron Lima por la gravedad de la situación. Fuerzas realistas dirigidas por el general español Monet entraron en Lima casi sin resistencia el 25 de febrero, tras la retirada de las tropas patriotas, designando como jefe de la guarnición del Callao al brigadier José Ramón Rodil.
Poco después de la última evacuación de Lima por las tropas del Ejército Realista, los soldados independentistas recuperaron definitivamente la capital peruana, entrando Bolívar en ella y motivando un masivo éxodo hacia el Callao de quienes mantenían su lealtad hacia la corona española, ya fuese por sincera convicción, por defensa de sus intereses, o por posteriores pleitos con los líderes del joven Perú independiente, fugando como refugiados diversos españoles, criollos o mestizos. El caraqueño declaraba el inicio del segundo asedio el día 5 de diciembre. El Callao pronto estuvo poblado por más de 8.000 refugiados, la mitad de ellos combatientes realistas dirigidos por José Ramón Rodil. Pese a ser informado en enero de 1825 sobre la Capitulación de Ayacucho y sus términos, este jefe español rechazó la propuesta de rendición y se obstinó en defender el Callao, esperando en algún momento recibir refuerzos bélicos desde España que jamás llegaron.
Aunque ni Rodil ni la guarnición planearon jamás una rendición, ya no había esperanza de refuerzos de España tras más de un año de inútil espera; la propia guarnición estaba alimentándose de ratas a falta de otra comida disponible, y con las municiones a punto de acabarse, por lo que empiezan las negociaciones con el general Salom el 11 de enero de 1826 y concluyen en la entrega de la fortaleza el 23 de ese mismo mes. La asombrosa resistencia del jefe realista mereció que Simón Bolívar dijera a Bartolomé Salom después del triunfo, cuando éste último pedía fusilar a Rodil: “El heroísmo no es digno de castigo”. La capitulación permitió la salida de los últimos sobrevivientes del Ejército Realista (sólo 400 soldados de los 2.800 que existían al inicio) con todos los honores. La mayoría de civiles refugiados había ya fallecido y los restantes quedaron como sospechosos a las nuevas autoridades de la República y muchos en efecto también partieron a España. Rodil salvaba las banderas de los regimientos Real Infante y del Regimiento de Arequipa, las demás quedaban como trofeo de guerra del vencedor, poco después se embarcaba para España acompañado de un centenar de oficiales y soldados españoles que habían servido bajo su mando. Se eliminaba así el último baluarte del Imperio colonial español en América del Sur.
El Batallón 3.º de Línea y el regimiento "Dragones de la República" de la división peruana tomaron el nombre de Callao en homenaje a su destacada participación durante el sitio. Asimismo la Fortaleza del Real Felipe fue nuevamente renombrada como Fortaleza de la Independencia, denominación que le había dado el general San Martín en 1821. Con la batalla del Callao concluye la Guerra por la Independencia del Perú. 

viernes, 17 de julio de 2015

Virreinato del Perú: El Perú perdido

Virreinato del Perú  (1543-1826), se forma luego de la guerra civil entre los ejércitos conquistadores de almagristas (liderados por Diego de Almagro) y pizarristas (liderados por Francisco Pizarro), que termino con la victoria de los pizarristas. Virreinato del Perú nace en España en 1542, pero entra en funcionamiento en 1543, siendo su primer Virrey Blasco Núñez Vela. La capital del Virreinato del Perú fue Lima o La Ciudad de los Reyes, por ser el centro de dominio y poder militar español. En 1543 el Virreinato del Perú abarcaba toda Latinoamérica. Lamentablemente, con el correr de los años este territorio se redujo, apareciendo nuevos virreinatos. El Virreinato del Perú sentó las bases de la República del Perú. Portugal colonizo la selva amazónica y le quito territorios a España, lo que daría origen después al Brasil.
El Tribunal de la Santa Inquisición, ubicado dentro del Virreinato del Perú, se estableció durante el gobierno del virrey Francisco Álvarez de Toledo, por real cédula de 25 de enero de 1569. Empezó a funcionar el año siguiente, en 1570. La jurisdicción de la Inquisición limeña se extendía hasta las audiencias de Charcas, Chile y Quito, que en ocasiones actuaban con gran autonomía, después de que en 1610 se crease un nuevo distrito con sede en Cartagena. Este rígido y severo tribunal, cuya jurisdicción se extendía a los territorios de Perú, Bolivia, Chile, Uruguay, Paraguay y Argentina, envió a la hoguera en sus más de doscientos años de existencia a treinta y dos personas, de las que veintitrés lo fueron tras ser condenadas por judaizantes, seis como herejes protestantes —todos ellos extranjeros—, dos por delito de proposiciones y uno por alumbrado. Todos eran blancos y sólo uno criollo. Además, el tribunal sentenció a unas 1474 personas a penas diversas. El Tribunal de la Santa Inquisición fue usado por los virreyes para castigar a sus opositores (intelectuales libertarios) y reprimir a los criminales, apodados zorros (por los latinoamericanos), que en su mayoría eran contrabandistas de otras regiones sudamericanas. Debido al uso político y militar del Tribunal de la Santa Inquisición es que entro en decadencia, siendo desactivado en 1820, con la llegaba al Perú del ejército del libertador San Martin de Porres.
Los virreyes y sus familias se alimentaban de las comidas típicas de España en el Virreinato del Perú. Mientras que los esclavos (africanos e indígenas) preparaban sus comidas de las sobras de realeza española en nuestro país, así nace lo que conocemos como la comida criolla (costeña, andina o serrana y selvática). Muchos dulces peruanos nacen en el Virreinato del Perú, siendo consumidos y preparados por los peruanos mestizos o criollos.
Los curacas y varayoq servían a los virreyes limeños, siendo autoridades quechuas (del Imperio Inca o Tahuantinsuyo). Los curacas y varayoq eran considerados los espías indígenas al servicio de la realeza española, ya que ellos gozaban de todos los privilegios de la monarquía española. Ayudaron a los españoles a exterminar otras tribus indígenas que fueron conquistadas por los incas, al hacerlos trabajar en las minas. Estas autoridades desaparecieron cuando se formó la República del Perú, pero esto degenero en la separación de Ecuador (peruanos anarquistas y renegados) y Bolivia (aimaras, la mayoría) del Perú. 
El Virreinato del Perú funcionaba como una dictadura socialista-comunista, donde el Virrey controlaba los negocios y el comercio, existiendo un monopolio estatal. Donde el ejército imperial (virreinal, para otros) supervisaba todas las mercancías que entraban y salían del virreinato. No existía el Libre Mercado ni Libertad de Expresión, ya que los virreyes supervisaban a los periódicos primitivos de esa época. Como ya dijimos anteriormente, los opositores a los virreyes eran encarcelados y/o llevados al Tribunal de la Santa Inquisición, para ser castigados por sus ofensas contra la monarquía española o la familia de los virreyes.

sábado, 11 de julio de 2015

Dinosaurios de las Americas

Este es un resumen de algunos dinosaurios que vivieron en nuestro continente:
Tyrannosaurus rex o T-rex, vivió a finales del período Cretácico, hace aproximadamente entre 68 y 66 millones de años. Los últimos estudios científicos demuestran que este dinosaurio no tan solo era un súper depredador sino también era carroñero, lo que le permitía adaptarse a situaciones extremas. Cazaban en manadas y reproducían por huevos, escondiendo sus nidos de otros depredadores. Sus fósiles se han encontrado en las tres américas (norte, centro y sur).
Argentinosaurus (reptil de Argentina), es una especie de dinosaurio saurópodo titanosauriano que vivió a mediados del período Cretácico, hace 95 millones de años, en el Cenomaniense, que habitaba en lo que hoy es América del Sur. Es uno de los animales terrestres más grandes de los que se tiene conocimiento actualmente, pudiendo llegar a medir 30 metros de largo y a pesar 60 toneladas. Sin embargo, el propio Diplodocus podía llegar a medir más 2 y se han encontrado vestigios de un dinosaurio que podría ser aún más grande, Amphicoelias fragillimus, aunque sus restos fósiles se perdieron, lo que impide una estimación certera de su tamaño.    
Santanaraptor, es un género de tiranosauroideo hallado en Brasil. Santanaraptor es por ahora el único tiranosaurio sudamericano. Santanaraptor tenía unos brazos especialmente largos, similares a los tiranosauroideos más primitivos como Guanlong o Aviatyrannis, que utilizaría para sujetar a sus presas y llevarlas a la boca, además de para desgarrarlas. El espécimen hallado pertenece a un juvenil de alrededor de 1,25 metros. Se calcula que un adulto superaba los 2 metros.
Condorraptor, es un género de megalosaurio hallado en Argentina, concretamente en la formación Cañadón Asfalto. Los restos fósiles son escasos, y la escasez de los restos hace que su clasificación sea dudosa, aunque se cree que era un megalosauroide (quizás megalosáurido). Al igual que todos los terópodos sudamericanos de su época (principios del Oxfordiano), el Condorraptor tenía unas patas y brazos largos con unas mandíbulas alargadas y potentes repletas de dientes enormes, afilados y aserrados. Su pariente más cercano era el Piatnitzkysaurus.
Talenkauen, es un género representado por una sola especie de dinosaurios, ornitópodos, hadrosauriformes que vivió a mediados del período Cretácico, hace aproximadamente 70 millones de años, en el Maastrichtiano, en lo que es hoy Sudamérica. Lo más inusual, es la presencia de pequeñas placas óseas a los lados de las costillas. Talenkauen, es un iguanodóntido basal que pudo ser un pequeño herbívoro bípedo. En la misma formación se ha encontrado el enorme Puertasaurus y un largo tetanuro sin nombrar.
Ankylosaurus (en griego «lagarto Acorazado»), es un género extinto de dinosaurios tireofóros anquilosáuridos, conocido por una sola especie que vivió a finales del período Cretácico, hace aproximadamente 68 a 66 millones de años, durante el Maastrichtiense, en lo que hoy es Norteamérica. Al igual que otros anquilosáuridos, Ankylosaurus se distinguía por su pesada armadura y un gran mazo caudal, siendo probablemente el más grande de su grupo. Ankylosaurus es considerado el dinosaurio acorazado más destacado y representativo.
Pteranodon, es un género extinto de pterosaurio pteranodóntido del período Cretácico Superior de Norteamérica, en los actuales estados de Kansas, Alabama, Nebraska, Wyoming y Dakota del Sur, y fue uno de los mayores géneros de pterosaurios con una envergadura alar de más de 6 m. Pteranodon es conocido de más especímenes fósiles que cualquier otro pterosaurio, con cerca de 1,200 especímenes conocidos por la ciencia, muchos de ellos bien preservados, con cráneos completos y esqueletos articulados. 
Mosasaurus, es un extinto saurópsido mosasáurido que vivieron durante el Maastrichtiense en el período Cretácico (era Mesozoica), hace entre 70-65 millones de años en el área de las actuales Europa Occidental y Norteamérica. Su nombre hace referencia al hecho de que el primer espécimen fue hallado cerca del río Mosa. El género Capelliniosuchus, alguna vez considerado como un crocodiliforme metriorrínquido, es un sinónimo menor de Mosasaurus. 

martes, 7 de julio de 2015

Indiana Jones: Errores arqueológicos

La saga de películas de Indiana Jones tiene muchos errores arqueológicos y que distorsionan la historia, pese a que el héroe es un renombrado arqueólogo. Aquí un resumen de estos errores:
En Los cazadores del arca perdida la historia se centra en la búsqueda del Arca de la Alianza, entre Indiana Jones y la SS Nazi a inicios de la Segunda Guerra Mundial. Según las mitologías de las sectas cristianas no católicas (mormones, adventistas, pentecostales, mormones, bautistas, metodistas, evangélicos, Rosa Cruces, Testigos de Jehová y otros) el Arca de la Alianza era un arma divina que usaban los judíos para aplastar y conquistar a los reinos paganos. Esto es rechazado por el Cristianismo Católico, ya que Dios es Amor y hasta ahora el Arca no ha sido encontrada. Para los conservadores judíos del moderno Israel, Dios es vengativo y sediento de sangre, por ese motivo en la Torah (Biblia judía o Antiguo Testamento, para nosotros) se observa como los judíos aplastan a los paganos por medio del Arca de la Alianza. Lo único cierto es que la SS Nazi busco el Arca de la Alianza para conquistar al mundo y nunca la encontraron.    
En Indiana Jones y la última cruzada se dice que el nombre de Dios es Jehová, cuando Dios no tiene nombres, ya que Dios es Dios. La traducción judía de Dios es Yave o YHVH, y en musulmán Dios es Alá. La palabra Yavé se encuentra en la Torah (Biblia judía o Antiguo Testamento) y en los papiros antiguos. La palabra Jehová no existe ni en la Biblia judía ni en los papiros antiguos. Jehová se inventó en el siglo 19. En cuanto al Santo Grial, hay mucha especulación sobre que es Grial y que poderes tenia. El origen del Grial no es nada claro. Hasta ahora han aparecido 10 griales en diferentes partes diferentes del mundo, todos ellos supuestas copas de la última cena. Otros especialistas dicen que el Santo Grial se refiere a los descendientes de Jesús y María Magdalena, que vendrían a ser el pueblo francés, según la leyenda de las tres Marías. También los británicos se jactan de ser los descendientes Jesús y María Magdalena, según las leyendas del Rey Arturo, fundador del Imperio Británico a inicios de la Edad Medieval y luego de la desaparición del Imperio Romano.
En Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal, donde explican el origen extraterrestre de las calaveras de cristal y su relación con los Nazca (antiguo reino peruano pre incaico). Las calaveras de cristal fueron hechas en la edad media según se descubrió recientemente. Las calaveras de cristal no fueron hechas en la prehistoria ni por los mayas ni tienen poderes extraterrestres o apocalípticos, sino por estafadores medievales de reliquias antiguas. En cuanto a los Nazca, solo se sabe que fueron un reino pre incaico que desarrollan un gigantesco calendario en el desierto, pero no todas la líneas de Nazca pertenece a los Nazca, ya que se han encontrado otras figuras creadas miles de años atrás, antes que los Nazca. En cuanto al Dorado, se cree que posiblemente se refiera a Machu Picchu (bañada en oro en su apogeo), ciudadela protegida y escondida por los sobrevivientes quechuas del Imperio Incaico de los conquistadores españoles.

sábado, 4 de julio de 2015

Avión Solar Impulse 2 bate dos récords mundiales

El Solar Impulse 2, el avión que funciona con energía solar, aterrizó este viernes en Hawái después de completar un vuelo pionero de 8.000 kilómetros cruzando el Pacífico desde Japón. El piloto André Borschberg aterrizó la nave con suavidad en la pista del aeropuerto Kalaeloa poco antes de las 6:00 am hora local (16:00 GMT). El avión despegó de Nagoya, Japón, el pasado 29 de junio, después de estar cinco semanas en Nanjing, China, sin poder volar por las inclemencias del tiempo. El gran tamaño -72 metros de envergadura- y peso ligero del Solar Impulse 2 limitan considerablemente el tipo de condiciones climáticas que puede soportar, y su salida desde China fue interrumpida tras un día de vuelo a causa de un frente frío. El piloto Borschberg se dirigió entonces a la ciudad japonesa de Nagoya, donde esperó un mes más antes de recibir la luz verde para despegar el pasado lunes.
El piloto suizo André Borschberg aterrizó en el aeropuerto hawaiano poco después del amanecer, cinco minutos antes de lo previsto, con la batería solar del avión apenas cargada al 27 % y después de recorrer una distancia de 8253 kilómetros. Borschberg batió el récord de vuelo más largo en solitario en un avión propulsado por energía solar, ostentado hasta ahora por el estadounidense Steve Fossett, que en 2006 voló 76 horas consecutivas en el Virgin Atlantic Global Flyer. El avión, creado en Suiza y que se alimenta con más de 17.000 células solares, pretende marcar un hito histórico: recorrer 35.000 kilómetros sin emplear una sola gota de combustible sólido. 
Dentro de la vuelta al mundo que traza el avión desde marzo, la travesía sobre el Pacífico se consideraba la etapa más difícil debido a la inestabilidad meteorológica y la gran distancia del vuelo, que supera a la suma de los seis trayectos anteriores. A lo largo del vuelo, Borschberg actualizó su cuenta oficial de Twitter para compartir sus impresiones, entre ellas el momento en el que pudo ver "la luna llena y el sol al mismo tiempo", el cansancio que sintió el cuarto día "tras haber escalado cuatro veces la altitud equivalente al monte Everest" y lo mucho que le ayudaba practicar yoga dentro de la cabina para mantener la mente despierta. El próximo tramo del avión lo pilotará Piccard y se dirigirá a Phoenix (Arizona), para después emprender rumbo hacia una ciudad aún por determinar en la mitad de Estados Unidos, algo que se decidirá en función de las condiciones meteorológicas en el país. Desde allí, el undécimo vuelo de Solar Impulse II se dirigirá a Nueva York, para viajar a continuación a un destino aún no determinado en Europa o el Norte de África, un trayecto que también se espera que dure unas 120 horas, igual que el completado. El último vuelo de Solar Impulse II durará también unas 120 horas y llevará a la aeronave a Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos), la misma ciudad desde la que emprendió su vuelta al mundo el pasado 9 de marzo. Hasta ahora, el periplo del avión solar ha incluido escalas en Mascate (Omán), Ahmedabad y Benarés (India), Mandalay (Birmania), Chongqing, Nankín (China) y Nagoya (Japón). Borschberg y Piccard son, además de pilotos, los fundadores del proyecto suizo Solar Impulse, que pretende concienciar sobre el uso de "tecnologías limpias y eficientes" frente a los contaminantes combustibles tradicionales.