martes, 5 de mayo de 2015

Mar de fondo golpea países costeros del Pacifico

Pérdidas humanas, centenas de evacuados, personas desaparecidas, así como importantes daños materiales es el saldo provisorio ocasionado por el fenómeno conocido como “Mar de Fondo”, el cual se ha producido a raíz de tormentas, desarrolladas a una distancia considerable de la costa y ha producido fuertes oleajes que han azotado varios países latinoamericanos costeros con el Océano Pacífico.
En Panamá, una persona falleció en una playa del Pacífico debido a fuertes oleajes que han obligado a las autoridades a decretar una alerta verde, según informó el Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC). Juan Antonio De Gracia, de 56 años de edad, residente del área de Gorgona, falleció en el sector de Playa Malibú, siendo arrastrado por las fuertes olas el pasado sábado 2 de mayo. El organismo de socorro recalcó que existe ALERTA VERDE vigente la cual implica nivel de prevención y notificación a la comunidad en general e instituciones de primera respuesta y el monitoreo constante del Sistema Nacional de Protección Civil. El SINAPROC informó de que el fuerte oleaje ha afectado decenas de viviendas, una escuela, hoteles y restaurantes en la playa Santa Clara, una zona turística cercana a la Ciudad de Panamá que suele ser muy frecuentada por los capitalinos.
En El Salvador, las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil, dieron a conocer este 4 de mayo las afectaciones por el incremento de oleaje en la zona costa del país, en el marco de la Alerta Verde emitida desde el domingo 3 de mayo. Entre las autoridades que rindieron este informe estuvo el Ministro de Gobernación y Desarrollo Territorial, Arístides Valencia; Secretario para Asuntos de Vulnerabilidad y Director General de Protección Civil, Jorge Meléndez y Ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl. El consolidado de afectaciones por el oleaje brindado por Protección Civil fue de una persona desparecida, 843 evacuados, 514 albergados, 329 auto albergados, 40 viviendas destruidas, 150 casas afectadas y 162 anegadas.
En Honduras las autoridades decretaron la alerta amarilla o de evacuación de personas en riesgo en toda la línea costera del Golfo de Fonseca, debido a que dos marejadas causaron daños a viviendas y pequeños negocios en poblaciones costeras. Oficiales del Cuerpo de Bomberos y pobladores de Marcovia, departamento de Choluteca, indicaron a los medios de comunicación que son decenas de casas y pequeños restaurantes los afectados en unas seis comunidades del sector. El Sistema de Alerta Temprana (SAT) de COPECO instruye a las capitanías de puerto, restringir la navegación de embarcaciones de pequeño y mediano calado, así como a la ciudadanía en general, que debe suspender las actividades acuáticas con el fin de salvaguardar vidas.
En México, un hombre se ahogó en la playa Revolcadero de la turística ciudad de Acapulco, al sur del país, por no atender la prohibición de nadar emitida por las autoridades, al producirse oleajes de más de cuatro metros de altura que afectaron también a unas 250 viviendas de la zona y anegaron calles del centro de la ciudad. La Secretaría de Protección Civil informó que hasta el momento suman 535 viviendas y 247 enramadas afectadas por las inundaciones generadas por el alto oleaje a causa del fenómeno de Mar de Fondo.
En Chile, un tercer fallecimiento se registró en la ciudad balnearia de Valparaíso, cuando un turista ecuatoriano fue arrastrado por las aguas. Según la Oficina Nacional de Emergencia, otra persona resultó herida. Un joven de 14 años, desaparecido y daños materiales, dejó a su vez el fuerte oleaje producido en la zona de Playa Metalio, 90 kms al suroeste de San Salvador, donde las aguas, de acuerdo a la Dirección General de Protección Civil (DGPC), llegaron a penetrar en tierra firme.
Ante esta situación, la Concertación Regional para la Gestión de Riesgos (CRGR) se mantiene en constante monitoreo y recopilación de datos oficiales de cada país con el fin de coordinar actividades y realizar un trabajo conjunto para identificar, evaluar y monitorear los riesgos de desastre y mejorar la alerta temprana y medida de prevención, para minimizar los daños que ocasionan las condiciones de vulnerabilidad en la región centroamericana. 

No hay comentarios: