lunes, 6 de abril de 2015

Estación Espacial Internacional: Conquistando el espacio

La Estación Espacial Internacional, (en inglés, International Space Station o ISS) es un centro de investigación en la órbita terrestre, cuya administración, gestión y desarrollo está a cargo de la cooperación internacional. El proyecto funciona como una estación espacial permanentemente tripulada, en la que rotan equipos de astronautas e investigadores de las cinco agencias del espacio participantes: la NASA, la Agencia Espacial Federal Rusa, la Agencia Japonesa de Exploración Espacial, la Agencia Espacial Canadiense y la Agencia Espacial Europea (ESA). Está considerada como uno de los logros más grandes de la ingeniería. La Agencia Espacial Brasileña participa a través de un contrato separado con la NASA. La Agencia Espacial Italiana tiene semejantemente contratos separados para las varias actividades no incluidas en el marco de los trabajos de la ESA en la ISS (donde participa Italia también completamente). De muchas maneras la ISS representa una fusión de las estaciones espaciales previamente previstas: la Mir-2 de Rusia, la estación espacial estadounidense Freedom, el previsto módulo europeo Columbus y el JEM (Módulo Japonés de Experimentos). Los primeros planes de montar una gran estación internacional remontan a los años 1980. La estación se planificó en ese entonces también bajo el nombre Alpha. La ISS está en construcción desde 1998 y en el presente es el objeto artificial más grande en la órbita terrestre. Completa una vuelta aproximadamente cada 92 minutos y se encuentra a unos 400 km aproximadamente 5 de altura (datos de febrero de 2015), aunque su altura puede variar debido a la fricción atmosférica y a las repetidas propulsiones. La inclinación es de 51,6°. La estación ya ha alcanzado dimensiones aproximadas de unos 110 m × 100 m × 30 m, con una gran superficie habitable. Según los planes, debería mantenerse en operaciones por lo menos hasta el año 2024. 
Gracias a la estación, hay presencia humana permanente en el espacio, pues al menos dos personas la ha habitado desde el 2 de noviembre de 2000. La estación se mantiene hoy día principalmente por las lanzaderas rusas Soyuz y la nave espacial Progress; y anteriormente gracias a los Space Shuttle norteamericanos, que operaron hasta el año 2011, puesto que posteriormente el programa de transbordadores espaciales de Estados Unidos fue cancelado debido a que sus exorbitantes costos no correspondían al recorte general de gastos del gobierno de ese país. La Estación Espacial Internacional es la infraestructura espacial más visitada en la historia de la astronáutica. A día de 12 de julio de 2006, ha tenido ya 153 visitantes (no distintos). La MIR tuvo 137 visitantes (no distintos). El número de visitantes distintos de la ISS es de 120. A partir de 2008, 7 turistas han visitado la ISS. Por alrededor de 20 millones de dólares, los «turistas» o «participantes» espaciales han comprado un pasaje en una nave Soyuz, junto a los miembros de la tripulación rusa en los viajes destinados al cambio de turnos de la tripulación, permaneciendo en la estación por alrededor de una semana. Uno de estos turistas, Charles Simonyi, ha participado ya en dos ocasiones. Estos viajes se han gestionado a través de la empresa Space Adventures. Además, la ISS fue el lugar elegido para la primera boda espacial, en la que el cosmonauta ruso Yuri Malenchenko, de la Expedición 7, contrajo matrimonio con Ekaterina Dmitrieva, quien estaba en Texas en ese momento. La página web oficial de la ISS ofrece una lista alfabética actualizada de los visitantes (astronautas y turistas).

No hay comentarios: