sábado, 24 de enero de 2015

Australia: Encuentran tiburón prehistórico

En las aguas del sureste de Australia unos pescadores atraparon un raro ejemplar de tiburón y que se le ha llamado como el “fósil viviente”. Este ejemplar mide dos metros de largo y se remonta a unos 80 millones de años, tiene un gran parecido a una anguila y se le contaron 300 dientes acomodados en 25 hileras. Este tiburón fue capturado en el lago Entrance, en el estado australiano de Victoria y es la primera vez que este animal es visto, así lo informó Asociación de Pesca con Red del Sureste. Este tiburón era conocido solamente científicamente pero jamás se había logrado verlo debido a que el habita a una profundidad de 1,200 metros, lo que dificultaba su captura; aún se desconoce porque el tiburón se encontraba a 700 metros de profundidad del agua.

El especímen fue capturado por un pescador que trabajaba cerca de la costa sudeste de Australia. Tiene características que lo asemejan a las criaturas marinas más primitivas. Un pescador capturó esta semana un ejemplar de tiburón anguila cerca de las costas de Gippsland, en el sudeste de Australia. Este tipo de escualo es llamado “fósil viviente” debido a que presenta características similares a las criaturas prehistóricas que poblaron los primeros días del mundo.

Con 47 filas de afilados dientes y más de dos metros de largo, no es difícil entender el espanto de Guillot y sus compañeros al encontrar la criatura entre los peces que buscaban. “Parecía una anguila gigante en vez de un tiburón”, aseguró el hombre, lo que explica el mote que recibe esta especie de escualo. El tiburón anguila es considerado una de las rarezas que el mar tiene para ofrecer ya que sólo puede ser encontrado a más de 400 metros de profundidad cerca de las costas de Nueva Zelanda y Japón en el Océano Pacífico o del Reino Unido y España en el Atlántico, pero suelen buscar aguas poco templadas a diferencia del resto de sus parientes más modernos.

miércoles, 21 de enero de 2015

Crackers: Cibercriminales

A partir de 1980 había aparecido la cultura hacker, programadores aficionados o personas destacadas o con un importante conocimiento de informática. Estos programadores no solían estar del lado de la ilegalidad, y aunque algunos conocían técnicas para violar sistemas de seguridad, se mantenían dentro del ámbito legal. Pero con el tiempo surgieron personas que utilizando su conocimiento en informática, aprovechaban debilidades o errores de algunos sistemas informáticos y los crackeaban, es decir, burlaban el sistema de seguridad muchas veces entrando en la ilegalidad y algunos considerando estas prácticas como "malas". A estas personas se las continuó llamando hackers, por lo que alrededor de 1985 los hackers "originales" empezaron a llamarlos crackers en contraposición al término hacker, en defensa de estos últimos por el uso incorrecto del término. Por ello los crackers son criticados por la mayoría de hackers, por el desprestigio que les supone ante la opinión pública y las empresas ya que muchas veces, inclusive en los medios de comunicación, no hacen diferencia entre el término hacker y cracker creando confusión sobre la definición de los mismos y aparentando un significado diferente.
Delito informático o ciberdelincuencia, es toda aquella acción, típica, antijurídica y culpable, que se da por vías informáticas o que tiene como objetivo destruir y dañar ordenadores, medios electrónicos y redes de Internet. Debido a que la informática se mueve más rápido que la legislación, existen conductas criminales por vías informáticas que no pueden considerarse como delito, según la "Teoría del delito", por lo cual se definen como abusos informáticos, y parte de la criminalidad informática. La criminalidad informática tiene un alcance mayor y puede incluir delitos tradicionales como el fraude, el robo, chantaje, falsificación y la malversación de caudales públicos en los cuales ordenadores y redes han sido utilizados como medio. Con el desarrollo de la programación y de Internet, los delitos informáticos se han vuelto más frecuentes y sofisticados. Existen actividades delictivas que se realizan por medio de estructuras electrónicas que van ligadas a un sin número de herramientas delictivas que buscan infringir y dañar todo lo que encuentren en el ámbito informático: ingreso ilegal a sistemas, interceptado ilegal de redes, interferencias, daños en la información (borrado, dañado, alteración o supresión de datacredito), mal uso de artefactos, chantajes, fraude electrónico, ataques a sistemas, robo de bancos, ataques realizados por crackers, violación de los derechos de autor, pornografía infantil, pedofilia en Internet, violación de información confidencial y muchos otros. Existen leyes que tienen por objeto la protección integral de los sistemas que utilicen tecnologías de información, así como la prevención y sanción de los delitos cometidos en las variedades existentes contra tales sistemas o cualquiera de sus componentes o los cometidos mediante el uso de dichas tecnologías. Siendo los Crackers los que están involucrados en todos estos delitos informáticos. Los Crackers son piratas, mercenarios y traficantes de información, aprovechando sus conocimientos informáticos para actividades criminales, lo que está vetado dentro de la sociedad virtual de la Internet. Los Crackers crearon la DarkNet que equivale al bajo mundo (mafias o crimen organizado) del mundo real y donde se realizan actividades criminales (incluyendo ataques a compañías y ciberguerra) contra la Internet o Nube, dependiendo las necesidades de dichas organizaciones criminales.