martes, 24 de junio de 2014

Alimentos transgénicos: ¿Buenos o malos?

Alimentos transgénicos o alimentos modificados genéticamente, son aquellos que fueron producidos a partir de un organismo modificado genéticamente mediante ingeniería genética. Dicho de otra forma, es aquel alimento obtenido de un organismo al cual le han incorporado genes de otro para producir las características deseadas.  Los alimentos procedentes de plantas transgénicas son el maíz, la cebada o la soja. Siendo estos productos agrícolas inmunes a las plagas y otras pestes, por este motivo no necesitan de los peligrosos insecticidas para protegerlos. Recientemente, se está probando en animales, para hacerlos resistentes a las enfermedades.
La mejora de las especies que serán usadas como alimento ha sido un motivo común en la historia de la Humanidad. Entre el 12.000 y 4.000 a. de C. ya se realizaba una mejora por selección artificial de plantas. Tras el descubrimiento de la reproducción sexual en vegetales, se realizó el primer cruzamiento intergenérico (es decir, entre especies de géneros distintos) en 1876. En 1909 se efectuó la primera fusión de protoplastos, y en 1927 se obtuvieron mutantes de mayor productividad mediante irradiación con rayos X de semillas. En 1983 se produjo la primera planta transgénica. En estas fechas, unos biotecnólogos logran aislar un gen e introducirlo en un genoma de la bacteria Escherichia coli (E.Coli). Tres años más tarde, en 1986, Monsanto, empresa multinacional dedicada a la biotecnología, crea la primera planta genéticamente modificada. Se trataba de una planta de tabaco a la que se añadió a su genoma un gen de resistencia para el antibiótico Kanamicina. Finalmente, en 1994 se aprueba la comercialización del primer alimento modificado genéticamente, los tomates Flavr Savr, creados Calgene, una empresa biotecnóloga. A estos se les introdujo un gen antisentido con respecto al gen normal de la poligalacturonasa, enzima que induce a la maduración del tomate, de manera que este aguantaría más tiempo maduro y tendría una mayor resistencia. 
Muchos de estos alimentos transgénicos, en su mayoría frutas y verduras, son inmunes a las plagas (insectos y roedores), ya que no necesitan de los nocivos insecticidas o plaguicidas. En los últimas décadas se ha descubierto que el agua de los ríos usada para regar los cultivos orgánicos, muchas veces está contaminada por la basura que lanzan las ciudades o pueblos cercanos, por eso motivo los alimentos orgánicos son peligrosos para la salud, pues son cosechados con el agua de los ríos. Lo que no sucede lo mismo con los alimentos orgánicos, que debido a su modificación genética destruyen las sustancias toxicas de los ríos u otras aguas. Todos los alimentos transgénicos tienen la capacidad de mejorar la vida de las personas, ya que muchos de ellos tienen vitaminas y minerales, los cuales no lo tienen de manera natural. Los alimentos transgénicos han convertido a las nuevas generaciones en niños súper inteligentes y despiertos, lo que no sucedía con sus padres. Los falsos ecologistas o ecologistas izquierdistas, acusan a los alimentos transgénicos de causar enfermedades o mutaciones, donde hasta ahora la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha encontrado pruebas al respecto de estas acusaciones.

lunes, 9 de junio de 2014

El misterio de la desaparición del vuelo MH-370

La misteriosa desaparición del Boeing 777 del vuelo MH-370 ha generado una gran cantidad de teorías conspirativas, desde un secuestro por ovni o que accidentalmente abrieron un portal interdimensional al volar cerca del Triángulo del Dragón. Además incluimos estas: 
El bloguero de aviación Keith Ledgerwood cree que el avión se escondió de los radares, ubicándose a la sombra del vuelo 68 de Singapore Airlines. "Cuando estudie la historia del recorrido del SIA68, se hizo evidente que el MH370 había maniobrado para ubicarse directamente detrás del SIA68", señala. Ledgerwood cree que el avión de Singapore Airlines habría ocultado a la aeronave desaparecida de los controladores de radares en tierra. "Creo que probablemente el MH370 voló a la sombra del SIA68 a través del espacio aéreo indio y afgano. Como el MH370 volaba sin el transponder (el dispositivo que responde automáticamente a las señales), el SIA68 no tenía cómo saber que el MH370 estaba por ahí, y al entrar en el espacio aéreo indio, se veía en el radar como una sola señal, procedente del SIA68". Este último avión iba rumbo a España. 
Una de las cosas más difíciles de explicar es el vuelo errático del avión. En un momento superó su techo, volando a 13.716 metros de altura y luego voló muy bajo. Estas grandes fluctuaciones indican que podría haber habido una lucha. Después del 11 de septiembre de 2001, las cabinas están más protegidas de cualquier intento de secuestro, pero todavía hay escenarios posibles en los que alguien puede ingresar. 
Otra teoría que circula es que el avión fue llevado hasta 13.716 metros de altura para matar a los pasajeros rápidamente, dice Seann Maffett, piloto de la Real Fuerza Aérea Británica. El objetivo habría sido evitar que los pasajeros usen sus celulares, cuando el avión se encontrase a menor altura. A 13.716 metros, el Boeing 777 se encuentra muy por arriba de la altura a la que opera normalmente. Y es posible despresurizar la cabina, apunta Maffett. Las mascarillas de oxígeno caen automáticamente, pero se vacían luego de 12 o 15 minutos y los pasajeros mueren intoxicados con monóxido de carbono. Quien está en la cabina de control muere también, a no ser que cuente con un suministro de oxígeno alternativo. 
Una de las teorías más estrafalarias es que el avión fue robado por extremistas para cometer un acto similar al del 11 de septiembre. Así, el avión estaría ahora bajo resguardo, escondido o camuflado. Más tarde se le cargaría combustible, le instalarían un nuevo transponder y se lo emplearía para un ataque en alguna ciudad. 
Lo cierto es que hasta ahora no se han encontrado los restos del avión ni los cadáveres de la tripulación, según mi teoría el avión habría sido desintegrado por un GoldenEye u Ojo Dorado (satélite militar que usa la energía solar para desintegrar a enemigos) en pleno vuelo, por alguna potencia (Unión Europea, China, Rusia o Estados Unidos), ya que alguno de los pasajeros era un espía doble y habría robado información clasificada (proyectos negros u oscuros) de alguna de estas potencias y llevárselas al bando contrario. De ahí la necesidad de China, Rusia o Estados Unidos de esconder todo rumor sobre espionaje entre potencias. 

jueves, 5 de junio de 2014

Día Mundial del Medio Ambiente: Retos y desafíos

Hoy, como todos los 5 de junio, se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. El tema central de los festejos, este año con sede en India, será la conservación y restauración de los bosques. Esta festividad tiene el propósito de recordar la importancia de proteger nuestros recursos naturales y concientizar a las personas sobre su uso responsable. 
La tala de árboles, la contaminación ambiental, el cambio climático, así como otros factores, son solo una parte de las actividades perjudiciales para nuestro ambiente. A medida que las grandes ciudades se han modernizado, esa modernidad ha implicado invadir un terreno que estaba reservado para la convivencia de otras especies vivientes. Por estas y muchas otras razones, mediante la Resolución XXVII, del 15 de diciembre de 1972, la Asamblea General de Naciones Unidas, establece el 5 de junio como Día Mundial del Ambiente, fecha que se celebra desde 1973. Así mismo, aprobó la creación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Este día de forma general encuentra al mundo con grandes cambios ambientales, en la mayoría de los casos, resultado de la intervención del ser humano. La explotación minera, sin tomar en cuenta los cuidados necesarios a favor del ambiente en el proceso de obtención de  los recursos naturales de las minas, en estos momentos es uno de las principales causas de contaminación en muchas poblaciones del mundo. Este año el lema planteado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente es: “Piensa. Aliméntate. Ahorra”. A través de esta campaña, la institución promueve la reducción de desechos y las pérdidas de alimentos. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) cada año se desperdician 1,3 billones de toneladas de comida, cifra que equivale a la producción alimentaria de todo el África Subsahariana. La FAO estima que un tercio de la producción alimentaria se pierde o se desecha, algo altamente perjudicial para las fuentes naturales de recursos, ya que si se desperdicia comida, también se desperdician recursos naturales empleados para producirla. Un ejemplo contundente es lo que sucede con el agua: para producir un litro de leche es necesario utilizar 1.000 litros de agua;  y para producir una hamburguesa el gasto es de 16.000 litros. Además del agua, debemos pensar en todas esas emisiones de gas que se realizan durante estos procedimientos. La producción global de alimentos ocupa un 25% de la superficie habitable, un 70% de consumo de agua, un 80% de deforestación y un 30% de gases. Es, por tanto, una de las actividades que más afectan a la pérdida de biodiversidad y a los cambios en el uso del suelo. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente propone elegir alimentos cuya producción genere menor impacto ambiental, como la comida orgánica, que no requiere del uso de  productos químicos; o adquirir productos en mercados locales en los que no ha sido necesario el transporte y, por tanto, no generan tantas emisiones de gas. 
El cambio climático ha comenzado a afectar seriamente nuestro entorno, y los científicos estiman que esto solo empeorará en los años venideros. Pese a los avances que Europa, y en particular España, ha logrado en el último año, los esfuerzos necesitan aumentar. Por ello, bajo el lema "Alza tu voz, no el nivel del mar", el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) pone en marcha un nuevo Día Mundial del Medio Ambiente (DMMA), en el que los organizadores promueven la concienciación y la necesidad de proteger nuestro entorno natural. En este día, el UNEP ha optado por sensibilizar acerca de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo y el riesgo en el que se encuentran a causa del cambio climático. Urge la necesidad de proteger a las islas de estos continuos y cada vez más riesgosos fenómenos naturales fruto de la acción humana. Así lo afirman los organizadores, ya que el cuidado del planeta es responsabilidad de todos y es necesario que todos seamos agentes de cambio si queremos recuperar y prosperar en la Tierra.