miércoles, 21 de mayo de 2014

Armadillo en peligro de extinción

El armadillo es un mamífero terrestre perteneciente a los desdentados o xenartrales, orden donde se incluyen a otros seres igual de extravagantes, como perezosos y osos hormigueros. Su cola de reptil, sus orejas de mula y su caparazón lo hace un animal muy particular. El armadillo puede tener diferentes nombre dependiendo de la zona geográfica: quirquincho (del quechua khirkinchu), cusuco, pichi (en Chile), mulita, tatú, gurre, toche, pirca, peludo (en Argentina), cachicamo (en Colombia y Venezuela). El armadillo es un auténtico fósil viviente, el antepasado más antiguo fue descubierto en Argentina y data del paleoceno superior. Pertenecía a los glipodóntidos, criaturas ancestrales que aparecieron hace 70 millones de años, que a pesar de alcanzar una longitud de 4 metros y un peso de 2.000 kilos, tenían un aspecto que apenas difería del de los actuales armadillos. 
El armadillo es muy fácil de reconocer. Los armadillos son distinguibles por tener una armadura formada por placas óseas cubiertas por escudos córneos que le sirve como protección, y que en algunos géneros permiten al animal enrollarse como una bola. Externamente se parecen un poco a los pangolines, mamíferos de África, las Américas y Asia cubiertos de enormes escamas o placas, y que tienen hábitos similares. Eso llevo a que en una época se los clasificara en un mismo orden, pero actualmente es claro que no están emparentados, perteneciendo los armadillos al orden (o superorden) Xenarthra y los pangolines al orden Pholidota. El armadillo se ha separado muy poco del plan ancestral mammaliano y son un grupo muy antiguo, ya diferenciado en el Paleoceno. 
El armadillo es portador de enfermedades para el hombre como el Mycobacterium leprae, bacteria causante de la lepra. Así mismo, se le considera reservorio de protozoos flagelados de la especie Trypanosoma cruzi, que causa en los humanos y especialmente en niños, una dolencia muy grave llamada enfermedad de Chagas. Dada la anterior importancia sanitaria, en Venezuela se legisla desde 1982 para vedar la caza de esta especie, además del Priodontes giganteus o maximus, que es el armadillo gigante y del Dasypur sabanicola o cachicamo sabanero, el más común en Venezuela. Sin embargo está en peligro de extinción, ya que es cazado por los siguientes motivos: 
-El caparazón del armadillo es usado para la elaboración de charangos, los cuales tienen un gran valor comercial. En Centroamérica, concretamente en El Salvador, el armadillo conocido como cusuco y a pesar de que se le relaciona con la lepra (puesto que la piel de su panza parece contenerla) es consumido por algunos de sus habitantes, especialmente en la ciudad de San Alejos, Departamento de San Miguel. 
-La carne sirve para consumo humano y dado su sabor es conocido como el “siete carnes”, pues se asemeja a la de pollo, conejo, o cerdo. Los campesinos suelen deshuesar el animal y preparar la carne dentro del caparazón para consumirla asada, frita o en guiso. Luego de freír el caparazón, se mastica de manera semejante al chicharrón o cuero del cerdo. 
-El caparazón y la cola son utilizadas para prácticas medicinales; se dejan tostar y se muelen hasta quedar en polvo, el cual es hervido en agua para ser bebido por mujeres “primerizas”, o que pasan por su primer embarazo, y curar las molestias que éste causa. Además, cura la inflamación y el dolor de oído, y mezclado con la grasa misma del armadillo; cura las varices. Según muchos campesinos, el asma se cura bebiendo sangre de armadillo recién degollado; para disimular el mal sabor se pasa con un trago de aguardiente. Esto último no está demostrado científicamente, por lo que está dentro de la medicina natural (no tiene valides medica comprobada) o rituales chamanicos, lo puede generar enfermedades mortales. 

lunes, 12 de mayo de 2014

Liger: ¿Súper felino domestico?

El ligre o liger, es el híbrido producto del cruce entre un león y una tigresa. Su aspecto es el de un gigantesco león con rayas de tigre difusas. Al igual que los leones, los ligres macho desarrollan melena. Mayormente estos híbridos nacen en algunos zoológicos públicos de Europa y Estados Unidos, pero también se ha reportado su aparición en algunos zoológicos privados de todo el mundo. Antiguamente coexistieron en Persia, India, China y probablemente en Beringia; los hábitos de sus progenitores son muy diferentes (predominantemente diurno y al descubierto el león, más nocturno y forestal el tigre), lo que hacía improbable su cruce natural. El ligre generalmente llega a medir hasta 4 m de largo, y a pesar hasta 500 kg, con lo que posee un tamaño mayor que su padre (león) y su madre (tigresa), y se lo considera el felino más grande del mundo. Su tamaño se explica porque el gen inhibidor del crecimiento se transmite por vía materna en los leones y paterna en los tigres, por lo que cuando llega a la adultez tiene un tamaño que es el doble de sus padres. Las patas y cola, por el contrario, son cortas en relación al cuerpo, ya que sí dejan de crecer; por ello, es posible que los ligres machos más ancianos lleguen a quedar impedidos para caminar, al no poder sostener su propio peso. Se cree que si vivera en algún hábitat salvaje su comportamiento sería muy parecido al de un oso grisly, alimentándose de peces y roedores, ya que debido a su gran peso no tiene la habilidad para perseguir a sus presas.  El caso opuesto se da con el híbrido inverso, el tigón (también llamado tigrón o tigral), este cruce entre tigre y leona produce un animal más pequeño y estilizado, con patas y cola larga, que le dan un aspecto desgarbado y menos corpulento, es decir, poco imponente. Es por ello mucho menos abundante que el ligre, ya que éste es buscado activamente y explotado por circos, y, en menor medida, por zoológicos, deseosos de atraer al público. Muchos de los híbridos generados entre especies diferentes nacen estériles, no así las hembras de los ligres, las cuales pueden ser fértiles en algunos casos, y han llegado a aparearse con tigres para producir una descendencia denominada ti-ligre, o con un león, resultando un li-ligre. El primer liligre nació en Rusia en agosto de 2012. 
Estados Unidos es un país con un alto número de ligers. Se estima que hay unos 30 ligers solo en los Estados Unidos de América. El doctor Bhagavan Antle tiene 4 ligers hermanos: Hércules, Sinband, Zeus y Vulcano y dos cachorros más. Muchos zoológicos en Estados Unidos también tienen cachorros de liger. 
El segundo país con mayor número de ligers es China. Zoológicos chinos han estado criando los leones y tigres para la producción de los ligers desde hace años. El primer cachorro de liger nació allí en 2002. Pero ahora, hay algo más de 20 ligers en China. Sin embargo, solo una tigresa dio a luz a 12 ligers, que tiene el record mundial. 
El tercer país en ligers es Alemania. Se estima que Alemania tiene alrededor de 9 ligers en los zoológicos y en cautiverio. Ligers están presentes en Rusia, en Corea del Sur también ha ligers y en Reino Unido también ha ligers en el Zoo de Salisbury. También hay informes de ligers en Francia e Italia. 
India, donde la primera liger en el mundo nació también cuenta con ligers pero con muy pocos ejemplares. En Sudáfrica también hay unos pocos  ligers. Australia también tiene ligers y tigones en el zoológico de Canberra y arrastra gran cantidad de visitantes al parque para ser vistos por los ligers. Las estimaciones  indican que actualmente hay alrededor de 70 a 90 ejemplares de liger en el mundo.

sábado, 3 de mayo de 2014

Descubren como se construyeron las pirámides

Fueron construidas hace miles de años, cuando no había excavadoras ni grúas. Pero aún hoy siguen maravillando al mundo –y a la ciencia– por el enorme esfuerzo y el ingenio empleado en su construcción. El enorme operativo que debieron desplegar habla del gran conocimiento técnico y organizativo de esta civilización, que se basó en métodos simples.  Los antiguos egipcios tuvieron que transportar a través del desierto los enormes bloques de piedra que forman sus pirámides. Lo que acaban de descubrir los expertos en física de la Fundación para la Investigación Fundamental sobre la Materia (FOM) y de la Universidad de Amsterdam es que usaban un truco simple y efectivo para facilitar el paso de los pesados trineos de madera cargados con piedras: humedecer la arena por la que se deslizaban. Al usar la cantidad adecuada de agua, dicen los científicos, podían reducir a la mitad el número de obreros necesarios para arrastrar los trineos. Quienes hayan construido castillos de arena podrán entender fácilmente lo que plantean los científicos: es prácticamente imposible mantener la forma de un montón de arena seca, y es igualmente difícil cuando la arena está demasiado empapada. La clave está, como en los castillos de arena, en la cantidad justa de humedad. Y los investigadores sostienen que para facilitar la tracción de los pesados trineos por el desierto, lo más probable es que los egipcios hicieran justamente eso, mojar la arena frente al trineo. Según han demostrado sus experimentos, la humedad justa de la arena reduce a la mitad la fuerza necesaria para empujar un objeto. En el laboratorio, crearon una versión del trineo egipcio sobre una superficie de arena. Allí determinaron la fuerza requerida y la firmeza de la arena de acuerdo a la cantidad de agua presente en la arena. Para medir la firmeza utilizaron un reómetro, explican los científicos en un comunicado, que es un instrumento de laboratorio usado para observar cómo fluye un líquido o una mezcla bajo la acción de fuerzas externas. Así vieron que la fuerza necesaria para mover el trineo disminuía de manera proporcional a la firmeza de la arena. La razón es que cuando se agrega agua a la arena, surgen los llamados puentes capilares, pequeñas gotitas de agua que unen a los granos entre sí. En presencia de la correcta cantidad de agua, la arena húmeda del desierto es alrededor de dos veces más firme que la arena seca, concluyeron los físicos. Por lo tanto, un trineo se desliza con mucha más facilidad sobre la arena firme simplemente porque esta no se acumula por delante del vehículo como lo hace la arena seca. 
Según los científicos, los constructores egipcios conocían este útil truco. En el fresco se puede observar a un trabajador arrojando agua por delante del trineo. Y como prueba, señalan la pintura de una de las paredes de la tumba de Djehutihotep, jefe de una de las regiones del Alto Egipto durante los reinados de Amenemhat II, Sesostris II y Sesostris III (1914-1852 a.C.) que muestra claramente a una persona parada en la parte delantera del trineo arrojando agua sobre la arena. Pero además de revelar algo más sobre la destreza de aquella fascinante y antigua civilización, estos resultados también son interesantes para sus aplicaciones modernas, aseguran los autores. Aún no se comprende del todo el comportamiento físico de los materiales granulares como la arena, que, sin embargo, son muy comunes. El asfalto, el hormigón y el carbón son algunos ejemplos. Los científicos creen que este descubrimiento puede ser útil para optimizar el transporte y el procesamiento de material granular, que actualmente representa alrededor del 10% del consumo de energía en el mundo.