sábado, 4 de enero de 2014

Brujería: ¿Mito o realidad?

Brujería, es el conjunto de creencias, conocimientos prácticos y actividades atribuidos a ciertas personas llamadas brujas (existe también la forma masculina, brujos, aunque es menos frecuente) que están supuestamente dotadas de ciertas habilidades mágicas que emplean con la finalidad de hacer daño. La creencia en la brujería es común en numerosas culturas desde la más remota antigüedad, y las interpretaciones del fenómeno varían significativamente de una cultura a otra. En el Occidente cristiano, la brujería se ha relacionado frecuentemente con la creencia en el Diablo, especialmente durante la Edad Moderna, en que se desató en Europa una obsesión por la brujería que desembocó en numerosos procesos y ejecuciones de brujas (lo que se denomina "caza de brujas"). Algunas teorías relacionan la brujería europea con antiguas religiones paganas de la fertilidad, aunque ninguna de ellas ha podido ser demostrada. Las brujas tienen una gran importancia en el folclore de muchas culturas, y forman parte de la cultura popular. Si bien éste es el concepto más frecuente del término "bruja", desde el siglo XX el término ha sido reivindicado por sectas ocultistas y religiones neopaganas, como la Wicca, para designar a todas aquellas personas que practican cierto tipo de magia, sea esta maléfica (magia negra) o benéfica (magia blanca), o bien a los adeptos de una determinada religión. 
Actualmente se sabe que la brujería no existe, pues los llamados brujos (hechiceros y/o chamanes) son en realidad charlatanes y/o estafadores, los cuales tienen conocimientos básicos de psicología e ilusionismo (como los verdaderos magos), e inclusive venden sustancias toxicas disfrazadas de pócimas del amor u otros, que supuestamente curan enfermedades mortales. Estos estafadores o charlatanes se dan el lujo de jactarse de ser santeros, los llamados brujos blancos o buenos. Mientras que otros se hacen llamar brujos negros o satánicos, por ser adoradores del demonio. Pero en ambos casos, combinan mitos y leyendas de los pueblos indígenas con cultos cristianos católicos (imágenes de Santos o la Virgen María). Los verdaderos brujos (alquimistas en Europa durante la Edad Media) eran personas con conocimientos de medicina natural, ya que dominaban el conocimiento de las plantas y animales de sus pueblos o regiones. Los verdaderos brujos o chamanes no cobran por sus servicios y son generalmente ermitaños. Según los médicos el cuerpo humano genera sustancias toxicas cuando esta estresado o deprimido, las cuales puede ser eliminadas al pasar el cuy o el huevo. El huevo es una célula gigante que tiene la propiedad de absolver lo malo de nuestro organismo. El cuy al ser un pequeño roedor tiene también la misma capacidad del huevo. Según la explicación científica de los biólogos y médicos naturistas, ya que esto ha sido comprobado científicamente. No sucede lo mismo con la lectura de las cartas, hojas de coca y el té, pues ahí los brujos aplican la psicología y la charlatanería, pues eso puede influir positivamente o negativamente en la persona que le leen su futuro. La policía recomienda investigar la veracidad de estos supuestos brujos o chamanes. En estos últimas décadas en todo Latinoamérica, habido casos de violaciones y robos realizados por chamanes o brujos. También habido casos de intoxicaciones, por pócimas, e inclusive muertes. Ya sea por ser pócimas del amor o de amares, las cuales eran simplemente agua combinada con otras sustancias, narcóticos e inclusive drogas alucinógenas mezcladas con mates (anís, manzanilla u otras). No exponga su vida y mejor acuda a un médico para que le haga un diagnóstico médico, para saber que enfermedad tiene. En cuanto al amor, no hay fórmula mágica pues el amor es ciego.

No hay comentarios: