miércoles, 24 de julio de 2013

Súper enfermedades

Las súper enfermedades son causadas por distintos factores (virus, bacterias u otros) que tienen la cualidad de adaptarse a los medicamentos, casi inmunes a estos. Siendo la contaminación la principal causa de estas súper enfermedades, ya que les permite mutar o evolucionar. Aquí un resumen de las dos más famosas:
El cáncer, es un conjunto de enfermedades en las cuales el organismo produce un exceso de células malignas (conocidas como cancerígenas o cancerosas), con crecimiento y división más allá de los límites normales, (invasión del tejido circundante y, a veces, metástasis). La metástasis es la propagación a distancia, por vía fundamentalmente linfática o sanguínea, de las células originarias del cáncer, y el crecimiento de nuevos tumores en los lugares de destino de dicha metástasis. Estas propiedades diferencian a los tumores malignos de los benignos, que son limitados y no invaden ni producen metástasis. Las células normales al sentir el contacto con las células vecinas inhiben la reproducción, pero las células malignas no tienen este freno. La mayoría de los cánceres forman tumores pero algunos no (como la leucemia). El cáncer afecta a todas las edades, incluso a fetos, pero el riesgo de sufrir los más comunes se incrementa con la edad. El cáncer causa cerca del 13% de todas las muertes. De acuerdo con la Sociedad Americana del Cáncer, 7,6 millones de personas murieron de cáncer en el mundo durante 2007. El cáncer es causado por anormalidades en el material genético de las células. Estas anormalidades pueden ser provocadas por agentes carcinógenos, como la radiación, de productos químicos (procedentes de la industria, del humo del tabaco y de la contaminación en general, etc.) o de agentes infecciosos. Otras anormalidades genéticas cancerígenas son adquiridas durante la replicación normal del ADN, al no corregirse los errores que se producen durante la misma, o bien son heredadas y, por consiguiente, se presentan en todas las células desde el nacimiento (causando una mayor probabilidad de desencadenar la enfermedad). El cáncer tiene la cualidad de evolucionar, pues se adapta a los tratamientos médicos actuales. Solo la medicina genética por medio de experimentos genéticos contra el cáncer han sido exitosos en la década de 1990 y recién se están haciendo publico algunos tratamientos anti cancerígenos. Por el momento son muy caros, pero hay organizaciones sociales que ayudan a las familias pobres en la lucha contra esta letal enfermedad.
El SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida), es una enfermedad que afecta a los humanos infectados por el VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana).Este virus tiene la cualidad de destruir las defensas del cuerpo humano, específicamente los glóbulos blancos. Esta enfermedad no mata, pues las personas mueren de otras enfermedades, inclusive una gripe los puede matar. Los intentos por encontrar una cura contra enfermedad han fracaso, pues tiene la cualidad de evolucionar, solo se le ha podido controlar o encapsular. Hasta ahora se han encontrado más de un millón de variedades de este virus y se especula que aun haya nuevas cepas desconocidas de este virus. Aunque hay medicamentos que matan determinadas cepas de este virus, este se adapta a los medicamentos y evoluciona en un nuevo virus resistente a dichos medicamentos. Debido a la inteligencia de este virus y su capacidad de adaptación a los medicamentos, es que se cree fue un arma biológica que se escapó de algún laboratorio secreto (soviético o norteamericano) en el África durante la Guerra Fría. El uso nano robots (del tamaño de una milésima del cabello humano) en medicina en Japón ha tenido éxito en experimentos contra este tipo de virus. Por el momento, la nanomedicina solo se aplica en Japón y algunos países asiáticos, por lo que su curación está en debate. Otra opción son los tratamientos genéticos, estando Alemania y Estados Unidos en la vanguardia de estos tratamientos contra el SIDA.

domingo, 21 de julio de 2013

Pistas que absorben la contaminación

El 2010, en Hengelo, Holanda, investigadores de la Universidad Técnica de Eindhoven, instalaron cemento purificador de aire en un camino de la ciudad. En ese entonces, el investigador encargado, Jos Brouwers, afirmaba que “podía ser una solución viable para las zonas internas de las ciudades donde haya problemas de contaminación del aire”. Ahora, los investigadores han publicado los resultados en un trabajo al que titularon: "Demostración a Escala Completa de Pavimento Purificador de Aire"(EcoGranic). El pavimento fotocatalítico usado en Hengelo, fue rociado con óxido de titanio (TiO2), que es un químico que puede tomar los contaminantes del aire, como el óxido de nitrógeno, y convertirlos en algo menos dañino, como nitratos. Los resultados publicados, muestran que este pavimento puede reducir hasta en 45% los contaminantes del aire, en las condiciones ideales de clima, lo que significa una reducción diaria promedio de 19%. También en Estados Unidos, en Abril de este año, se ha implementado una versión del pavimento en ciclovías y carriles de parqueo en Chicago. Si bien, el experimento es un gran avance, no es algo totalmente nuevo. En el año 2006, la empresa italiana ‘Italcementi’, presentó un pavimento con óxido de titanio, y su producto llegó a ser nombrado entre las “Mejores Invenciones del Año 2008” por la revista Time. El costo de construcción de caminos con este aditivo no es barato, puede incrementarse hasta en 50%. Sin embargo, el beneficio para la salud puede ser muy significativo.
El 2006, en una entrevista para el New York Times, el Dr. Howard Liljestrand, especialista en química medio-ambiental de la Universidad de Texas en Austin, declaraba: “Filosóficamente es mejor nunca generar contaminantes, que buscar maneras de destruir contaminantes; pero esta es una técnica útil para los contaminantes del aire que la humanidad ya está haciendo” y añadió -sobre los catalizadores fotocatalíticos- : “tienden a perder su efectividad con el paso del tiempo”. Hasta ahora, sin embargo científicos de Estados Unidos, China y Sudáfrica han expresado interés en el potencial revolucionario de esta nueva tecnología, pese a sus limitaciones.
Entretanto, en Chicago, Estados Unidos, acaban de abrir un camino o pista para bicicletas con un suelo parecido, que también se traga la nube tóxica de la ciudad. La senda para bicis en Blue Island Avenue, inaugurada en abril de este año, forma parte de un multimillonario proyecto ecológico en el que también se pusieron farolas que alumbran con energía solar y eólica. La avenida fue descrita por las autoridades de la ciudad como la calle más verde de Estados Unidos.

sábado, 6 de julio de 2013

Récord en aumento de temperaturas en la primera década del siglo XXI

Un nuevo informe elaborado por la Organización Meteorológica Mundial señala que el mundo ha experimentado un incremento de los climas extremos sin precedentes entre 2001 y 2010. El estudio, "Cambio Climático 2001-2010, una década de climas extremos", analizó tendencias globales y regionales y concluyó que esos años fueron los más calientes desde que se iniciaron las mediciones modernas, en 1850.
Según los expertos, el aumento en la temperatura obedece a las emisiones de gases de efecto invernadero. En la primera década del siglo XXI se registraron hechos extremos analizados en la investigación como las intensas olas de calor que afectaron a Europa, el huracán Katrina en Estados Unidos, sequías en el Amazonas y el este de África e inundaciones en Pakistán. Los meteorólogos advirtieron que la temperatura más alta registrada en la Tierra podría alcanzarse a mediados de este mes en el Valle de la Muerte, en California, EE.UU..
Las temperaturas del planeta registraron máximos de calor nunca alcanzados entre los años 2001 y 2010 batiéndose todos los récords conocidos desde 1850, año en que comenzaron los registros metereológicos, según el último informe publicado este miércoles, en Ginebra, por la Organización Meteorológica Mundial (OMM).
Esta década ha sido la más calurosa para ambos hemisferios tanto en la temperatura alcanzada en los oceános como en la superficie terrestre, confirma el organismo añadiendo que los récords de calor han sido acompañados por una rápida disminución de la masa de hielo en los círculos polares y en los glaciares de todo el mundo.
A causa de este fenómeno de deshielo el nivel de los mares aumentó 3 milímetros (mm) anuales, duplicando la tendencia de 1,6 mm observada durante el siglo XX y, de acuerdo con los científicos de la OMM, el promedio del nivel global de los mares entre los años 2001 y 2010 superó en 20 cm el nivel registrado en 1880. Titulado «2001-2010, una década de temperaturas extremas», el informe advierte acerca de la elevada concentración de gases de efecto invernadero que han sido detectados en la atmósfera durante estos años. El dióxido de carbono alcanzó 389 partes por millón en 2010, un aumento del 39% desde que comenzara la era industrial en 1750.
«El aumento de la concentración de altas temperaturas que atrapan los gases con efecto de invernadero están cambiando nuestro clima con incalculables consecuencias para el medio ambiente y los océanos que están absorbiendo ambos, el dióxido de carbono y el calor», afirmó el secretario general de la OMM, Michel Jarraud. Las cien páginas del informe fueron publicadas con motivo de la primera sesión del panel intergubernamental sobre servicios climáticos, un grupo de trabajo que supervisa el marco de las directivas globales sobre cambio climático, una iniciativa internacional para ayudar a los países a enfrentar las variaciones del clima. Un 44% de los 139 países evaluados en el informe registraron durante esta década los mayores récords de calor en su historia, frente a sólo el 24% entre 1991 y 2000. Respecto a las precipitaciones, la década 2001-2010 ha sido la más húmeda desde 1901 principalmente durante el año 2010, el más lluvioso desde que existen esta clase de registros. La cantidad de ciclones que azotaron el planeta durante la primera década del siglo XXI dejó un balance de 250 millones de personas afectadas y 170.000 muertos. Los 511 ciclones registrados durante estos años causaron destrozos por valor de 380 mil millones de dólares, afirma el estudio de la OMM.