viernes, 5 de abril de 2013

Selva amazónica está desapareciendo

Selva Amazónica o Amazonia, es una vasta región de la parte central y septentrional de América del Sur que comprende la selva tropical de la cuenca del Amazonas. La adyacente región de las Guayanas también posee selvas tropicales, por lo que muchas veces se le considera parte de la Amazonia. Esta selva amazónica es el bosque tropical más extenso del mundo. Se considera que su extensión llega a los 6 millones de km² repartidos entre nueve países, de los cuales Brasil y el Perú poseen la mayor extensión de la Amazonia, seguidos por Colombia, Bolivia, Ecuador, Guyana, Venezuela, Surinam y la Guayana Francesa. La Amazonia destaca por ser una de las ecoregiones con mayor biodiversidad en el mundo. La selva amazónica se desarrolla alrededor del río Amazonas y de su cuenca fluvial. Las altas temperaturas favorecen el desarrollo de una vegetación tupida y exuberante, siempre verde. El título del Pulmón del Planeta que ostenta la Amazonia no es casualidad, ya que mantiene un equilibrio climático: los ingresos y salidas de CO2 y de O2 están balanceados. Los científicos ambientalistas concuerdan en que la pérdida de la biodiversidad es resultado de la destrucción de la selva, y que se evidencia con la aparición en el área del río Caquetá a un sistema anterior del bosque selvático en el cual se utilizaron suelos de forma permanente “tierras prietas” gracias a su progresivo abono y por lo que así evitó las migraciones. Toda la flora de la selva tropical húmeda sudamericana está presente en la Selva Amazónica. Existen en ella innumerables especies de plantas todavía sin clasificar, miles de especies de aves, innumerables anfibios y millones de insectos. La Amazonía Peruana es una de las regiones de mayor riqueza biológica del mundo, pues la presencia de diferentes pisos altitudinales que posee en su unión con la Cordillera de los Andes, origina gran cantidad de ambientes particulares y, por lo tanto, un alto índice de endemismos. Entre los mamíferos, el Amazonas posee enorme cantidad de especies, destacando los monos, el jaguar, el puma, el tapir y los ciervos. En sus aguas viven dos especies de delfines, destacando el delfín rosado. Se encuentran Reptiles como gran cantidad de especies de tortugas acuáticas y terrestres, caimanes, cocodrilos, y multitud de serpientes, entre ellas la anaconda —el mayor ofidio del mundo—, etc. No hay otro ecosistema en el mundo con tanta cantidad de especies de aves; entre estas destacan los guacamayos, tucanes, las grandes águilas como el águila harpía, e infinidad de otras especies, en general de coloridos plumajes. Un 20% de las especies mundiales de aves se halla en el bosque amazónico. Un 20% de las especies mundiales de plantas se halla en el bosque amazónico. En las lagunas a lo largo del río Amazonas florece la planta Victoria amazónica, cuyas hojas circulares alcanzan más de un metro de diámetro.
Actualmente, la selva amazónica está desapareciendo a un ritmo acelerado, convirtiéndose en un gran desierto, debido a la acción humana. La deforestación fomentada por el crecimiento de los pueblos y/o ciudades, el narcotráfico, la minería informal e ilegal y la tala ilegal de árboles. Así como la agricultura desorganizada, la cual invade parques ecológicos. Contaminando todos estos los ríos y lagunas que dan vida al Rio Amazonas, matando su flora y fauna. Siendo Brasil uno de los pocos países que ha tomado medidas extremas para proteger su Amazonia. En el Perú el narcotráfico está destruyendo la selva. Bolivia fomenta la minería nacional (sin asesoría internacional), provocando la contaminación de los ríos amazónicos. Colombia ha logrado controlar a los terroristas de las FARC, pero no ha podido evitar la contaminación de los narcos protegidos por los terroristas. En Venezuela hoy hay escases de alimentos y agua por haber destruido su selva amazónica para explotar sus pozos de petróleo, siendo el país más contaminado de Sudamérica. Esperemos que los demás países amazónicos tomen un rol más radical y fuerte con respecto a la protección de la selva amazónica.

No hay comentarios: