martes, 26 de marzo de 2013

¿Qué extinguió a los dinosaurios?

La roca que chocó con la Tierra hace 65 millones de años y que se cree tuvo estrecha relación con el final de los dinosaurios habría sido un cometa, no un asteroide. Muchos científicos creían que el cráter Chicxulub, de 180 kilómetros de ancho en México, fue producido por un gran –y lento– asteroide en movimiento. Hasta ahora. Los resultados de un estudio, dado a conocer en la 44ª Conferencia de Ciencia Lunar y Planetaria, sugieren que no fue un asteroide, sino un cuerpo menor y más rápido el que golpeó la Tierra y terminó con el 70% de las especies que la habitaban.
“El principal objetivo de nuestro proyecto es lograr caracterizar lo que impactó la península de Yucatán (en México) y produjo el cráter”, le dijo a la BBC Jason Moore, del equipo investigador del Dartmouth College en New Hampshire.
La roca espacial dio lugar a una capa global de sedimentos enriquecidos con iridio, en concentraciones mucho más altas que en su estado natural: tuvo que haber venido del espacio exterior. En la primera parte de su trabajo, el equipo sugiere que los valores generalmente citados de iridio son incorrectos. Usando una comparación con otro elemento extraterrestre depositado en el impacto –el osmio– fueron capaces de deducir que la colisión dejó menos escombros que lo que se creía previamente. El valor del iridio re calculado sugiere que el cuerpo que golpeó la Tierra era más pequeño de lo que se pensaba. En la segunda parte del trabajo los investigadores tomaron el nuevo número y trataron de hacerlo calzar con las propiedades físicas conocidas del impacto en Chicxulub. Para causar un cráter de 180 kilómetros de ancho, el cuerpo de menor tamaño tiene que haber viajado relativamente más rápido. El equipo encontró que un cometa no periódico calzaba mucho mejor con la historia que cualquier otro candidato espacial. Los cometas no periódicos son bolas de polvo, roca y hielo que se mueven en trayectorias altamente excéntricas alrededor del Sol. Estos toman cientos, miles o incluso millones de años en completar una órbita.
“Se necesitaría un asteroide de unos cinco kilómetros de diámetro para lograr esa cantidad de iridio y osmio. Pero un asteroide de ese tamaño no hace un cráter de 200 kilómetros”, asegura Moore. “Entonces, nuestro planteamiento es: ¿Cómo logramos algo que tenga la energía suficiente para generar ese tamaño de cráter, pero con mucho menor material rocoso? Así llegamos a un cometa”.
Mukul Sharma, coautor del estudio, le dijo a la BBC: “Se necesitaría contra evidencia desconocida para hablar de un asteroide moviéndose muy rápidamente, aunque es posible. Sin embargo, entre los cometas y asteroides que hemos observado en el cielo, los cometas son los que se mueven más rápidamente”.
Los dinosaurios desaparecieron de la faz de la tierra hace 65 millones de años a causa del impacto de al menos dos meteoritos, y no uno como se pesaba hasta el momento, según sugiere un nuevo estudio publicado en la revista científica Geología. Con anterioridad los científicos habían identificado un enorme cráter en el Golfo de México (EEUU), creado por el impacto de un meteorito que extinguió a los dinosaurios. Ahora un grupo de investigadores de la Universidad de Aberdeen, en el Reino Unido, encabezado por el profesor David Jolley, afirma que existen evidencias de un segundo impacto en Ucrania. Esto plantea la posibilidad de que la tierra fuera bombardeada por una lluvia de meteoritos. El hallazgo de un segundo cráter en Ucrania sugeriría que los dinosaurios se extinguieron por un doble impacto en lugar de uno como se creía. El cráter Boltysh fue descubierto en 2002, aunque hasta ahora no se sabía de qué manera estaba relacionado con el cráter Chicxulub en el Golfo de México. Sospechan que los dinosaurios no desaparecieron a causa de un sólo impacto. En el nuevo estudio, los científicos examinaron el polen y las esporas de plantas fósiles en los estratos de barro del cráter. Descubrieron que inmediatamente tras el impacto, helechos colonizaron el paisaje devastado. Los helechos tienen una increíble capacidad para reponerse tras una catástrofe.

miércoles, 20 de marzo de 2013

Niña británica descubre nueva especie de dinosaurio

Los científicos británicos declararon que los restos de dinosaurio descubiertos por una niña de cinco años en la playa de la Isla de Wight, costa sur de Gran Bretaña, pertenecen a una especie completamente nueva. El 2009 Daisy Morris encontró los restos de un reptil prehistórico con una edad estimada de ciento cincuenta millones de años. Posteriormente, se descubrió que este es un nuevo tipo de pterosaurio o reptil volador, y fue nombrado en honor a su descubridora Vectidraco daisymorrisae. El tamaño de este reptil prehistórico apenas supera el de un cuervo o gaviota actual.