lunes, 4 de junio de 2012

Papa o Patata: Alimento universal

Como estamos en el mes de la papa, aquí le hacemos un informe de este producto peruano. La papa o patata, actualmente se cultiva en más de 100 países, ya forma parte importante del sistema alimentario mundial. Este tubérculo produce más comida en menos tierras que el maíz, el trigo o el arroz. Aumentan en todo el mundo los precios de los alimentos por el alza del petróleo y la sobrepoblación humana o súper población humana, así como los desastres naturales en diferentes partes del mundo. Conforme aumenta la preocupación de que pudieran producirse escasez de alimentos e inestabilidad en docenas de países de bajos ingresos, la atención mundial se vuelve hacia un cultivo milenario que contribuye a aliviar la presión de la inflación de los precios de los alimentos.
La papa ya forma parte importante del sistema alimentario mundial. Es el producto no cereal número 1 y la producción alcanzó la cifra sin precedentes de 320 millones de toneladas en 2007. El consumo de papa se extiende vigorosamente en el mundo en desarrollo, que hoy produce más de la mitad de la cosecha mundial, y donde la facilidad de cultivo y el gran contenido de energía de la papa la han convertido en valioso producto comercial para millones de agricultores. A la vez, a diferencia de los principales cereales, sólo una parte del total de la producción de la papa entra en el comercio internacional y los precios por lo general se determinan por los costos locales de producción y no por las fluctuaciones del mercado mundial. Por lo tanto, es un cultivo muy recomendado para la seguridad alimentaria que puede ayudar a los agricultores de bajos ingresos y a los consumidores vulnerables a atravesar el momento de inestabilidad que experimentan hoy el suministro y la demanda mundial de alimentos.
En Perú, donde surgió en el altiplano hace más de 8.000 años, los altos precios de los alimentos han estimulado al Gobierno a reducir las costosas importaciones de trigo y alentar a la población a consumir pan con harina de papa. En China, primer productor mundial de patatas (72 millones de toneladas en 2007), expertos agrónomos han propuesto que este producto se convierta en el principal cultivo alimentario de gran parte de las tierras agrícolas del país. Sin embargo, el Centro Internacional de la Papa (CIP) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) advierten de que extender los beneficios de la producción de patatas depende de que se mejore la calidad del material de siembra, contar con sistemas agrícolas que hagan un uso más sostenible de los recursos naturales, y disponer de variedades que reduzcan la necesidad de agua, tengan mayor resistencia a las plagas y enfermedades, y capacidad de adaptación ante el cambio climático. Es necesario precisar que a lo largo de los Andes existen cultivos nativos de papa desde Chile, norte de Argentina, Colombia, sur de Venezuela y partes de México; su mayor concentración se encuentra en Perú, seguido de Bolivia y Ecuador. Se estima que en total existen alrededor de 5000 variedades de papas nativas en los Andes. Las variedades peruanas se producen en días cortos (12 horas de luz o menos). Respecto a su origen, la evidencia científica muestra una posible evolución a partir de las papas andinas que, en su camino de expansión hacia el Sur, hace miles de años, recibieron rasgos genéticos de papas silvestres de Bolivia y norte de Argentina, lo que les permitió adaptarse paulatinamente a las nuevas condiciones agroecológicas existentes en esa región. La diversidad de papas de Chile es relativamente pequeña comparada con la diversidad que ostenta Perú o Bolivia. Se estima que en el Perú existen por lo menos 2500 variedades de papas nativas. Bolivia tiene aproximadamente 650 y Chile, 280.

No hay comentarios: