martes, 13 de marzo de 2012

Energía oceánica: ¡Electricidad infinita!

Energía oceánica o energía maremotérmica (también conocida como Ocean Thermal Energy Conversion, abreviadamente OTEC u OTE), es un tipo de energía renovable que utiliza las diferencias entre las aguas oceánicas profundas, más frías, y las superficiales, más cálidas, para mover una máquina térmica y producir electricidad. Fue originalmente concebida por el físico francés Arsène d'Arsonval.
Como bien sabemos, el océano conforma dos tercios de la superficie terrestre, lo cual significa un vasto recurso energético que debemos comprender bien para utilizarlo como recurso renovable de forma eficiente. La energía oceánica utiliza generadores o determinados fluidos para extraer esta energía, y si bien todavía los procedimientos de extracción no son del todo eficientes se está llevando a cabo investigación para maximizar su eficiencia. El océano también nos provee de energía mareomotriz, que consiste en aprovechar la diferencia de altura de las mareas que causa la proximidad o alejamiento de la Luna en relación con la Tierra. Esta diferencia de alturas genera movimientos que pueden producir energía eléctrica. Otro tipo de energía que nos brinda el océano es la energía hidráulica, que es la que las represas convierten en energía eléctrica mediante la energía cinética y potencial que causa el desplazamiento de la masa de agua en las corrientes. La energía oceánica constituye una fuente inagotable de energía cinética y es una de las menos exploradas. Los océanos pueden proveernos de energía mediante tres formas: el movimiento de las olas, las mareas y la diferencia de temperatura entre las capas del océano. La energía cinética de las olas y de las mareas puede ser utilizada para mover una turbina y generar electricidad. Japón, Francia, Israel y Gran Bretaña son quienes más han avanzado en el estudio de la energía oceánica, diseñando estaciones experimentales y han tenido resultados exitosos.

1 comentario:

Juliana Luisa dijo...

Estoy de acuerdo con lo que indica.
Pero me gustaría decir algo más. Una parte importante de la enegía que posee el océano procede del Sol. ¿Por qué no se aprovecha la energia del Sol directamente? Mi respuesta es que no interesa a las grandes empresas, que podrían dejar de pasar un recubo mensual o bimensual. ¿Por que hubo un tiempo en que se utilizaba en la Casa Blanca energía y ahora, que yo sepa, no?

Un saludo