sábado, 11 de diciembre de 2010

México: Débil Acuerdo Climático

Alrededor de 200 países acordaron modestas medidas para combatir el cambio climático. El convenio incluye la creación de un fondo para ayudar a los países pobres, pero también el aplazamiento de grandes disputas sobre el tema para 2011. Luego de dos semanas de conversaciones se logró desbloquear el estancamiento entre los países ricos y pobres. A pesar de la controversia desatada por la delegación boliviana, que ya a anunciada su decisión de recurrir ante el Tribunal internacional de La Haya los acuerdos alcanzados en la XVI Conferencia de las Partes de la ONU sobre Cambio Climático, esta reunión se ha logrado acuerdos parciales. Las directrices de los nuevos consensos son las siguientes:
Se crea un Fondo Verde Climático (GCF) dentro de la Convención Marco que contará con un consejo con veinticuatro países miembros. Un fideicomisario que en un primer momento sería el Banco Mundial (BM) rendirá cuentas al consejo. Será diseñado por un comité de transición que formarán 40 países, quince de ellos países desarrollados y 25 menos avanzados. Se incorpora el compromiso de proporcionar 30.000 millones de dólares de financiación rápida para el período 2008-2012. Se reconoce la necesidad de "movilizar 100.000 millones de dólares por año a partir de 2020 para atender las necesidades de los países en desarrollo". Los países acuerdan "elevar el nivel de ambición en la reducción de emisiones" de gases causantes del efecto invernadero (GEI), y propone que los países con vínculo jurídico con ese protocolo deberían "en 2020 reducir sus emisiones en un rango entre el 25 y el 40% en relación a los niveles de 1990". En contraprestación los países decidieron aplazar la decisión sobre si habrá o no una segunda fase del Protocolo de Kioto. El documento final pide adoptar "tan pronto como sea posible" una decisión sobre compromisos para una segunda fase para "garantizar que no haya una brecha entre el primer y el segundo período de compromisos". Cancún incorpora los compromisos de todos los países en materia de reducción de emisiones al proceso de negociaciones de Naciones Unidas, lo que vincula el Acuerdo de Copenhague a la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático (CMNUCC). En adaptación los países acuerdan que ésta "debe ser atendida con la misma prioridad que la mitigación" y que necesita "requerimientos institucionales apropiados para mejorar las acciones y apoyos en adaptación".
Países como Japón, Canadá y Rusia insistieron en que no extenderán el acuerdo de Kioto, y en cambio demandaron que los mayores emisores entre ellos Estados Unidos, China e India también se unan al nuevo tratado global. Pero las naciones en desarrollo afirman que los países ricos deben extender el protocolo más allá del 2012 antes de que ellos acuerden medidas para recortar sus emisiones.
"Cancún tal vez haya salvado el proceso, pero aún no salvó al medioambiente", dijo Wendel Trio, de la organización Greenpeace. Otras organizaciones ecológicas concuerdan con Greenpeace en este punto, ya que el Cambio Climático avanza gracias a la contaminación y la sobrepoblación.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Very good info. Lucky me I discovered your site by
chance (stumbleupon). I've bookmarked it for later!

Also visit my blog post - rung