sábado, 16 de enero de 2010

Reciclaje de aparatos electrónicos

Los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) crecen tres veces más rápido que el promedio de Residuos Sólidos Urbanos (RSU). Además producen una gran cantidad de residuos, en muchos de ellos encontramos compuestos peligrosos para el medio ambiente como para la salud pública, como metales pesados (mercurio, plomo, cadmio, cromo), algunas sustancias halogenadas (CFC ó clorofluorocarburos), PCB (bifenilos policlorados), PVC (policloruro de vinilo) y retardadores de llama o materiales ignífugos como el amianto y el arsénico. Estos residuos se clasifican en diez categorías (grandes electrodomésticos, pequeños electrodomésticos, equipos de informática y telecomunicaciones, aparatos electrónicos de consumo, herramientas eléctricas y electrónicas, juguetes o equipos deportivos y de tiempo libre, aparatos médicos) que incluye en tres líneas: la línea marrón (televisores, equipos de música, vídeo), la gris (equipos informáticos y teléfonos móviles ó celulares) y la línea blanca (frigoríficos, lavadoras, lavavajillas, hornos y cocinas).
En Europa, Japón, Estados Unidos y Canadá, existe toda una industria del reciclaje sobre estos residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, la cual mueve miles de millones al año en beneficio de nuestro planeta. Siendo desarmados, reclasificados y las piezas sobrantes enviadas a talleres donde son triturados. En el caso de los productos de la Línea Blanca, algunas empresas que los fabrican son los encargados de su reciclaje. El cual se inicia con su desarmado para separar las piezas que se desechan de las reutilizables, posteriormente sus desechos son triturados debido a su gran tamaño. Mientras en el caso de los equipos informáticos y celulares ó móviles, son desarmados y separadas sus piezas o partes en reutilizables y desechables. En el caso de las computadoras, mayormente sus pantallas y teclados son directamente desechados siendo triturados y sus residuos separados para ser reutilizados. Mientras que las CPU de estas es desarmada, solo algunas componen son reutilizados por los fabricantes de computadoras, el restos es triturado. Mientras que el proceso de reciclaje de los productos de la Línea Marrón es el más complicado, lento y tedioso, debido a su antigüedad y gran tamaño. El proceso de desarmado es el más complicado, tanto para los televisores, equipos de video y de música, ya que debido de a ello se clasifican sus partes y piezas, inclusive las partes obsoletas que son enviadas para ser trituradas. En algunos casos, si los televisores son muy antiguos son completamente desechados, pero sin son modernos, estos se desarman y se seleccionan sus piezas, siendo la pantalla desechada y otras piezas enviadas para ser trituradas. En el caso de los equipos de video como videocámaras y sus lectoras, también dependerá de su antigüedad. Los mas antiguos son completamente desechados, mientras que los mas modernas son desarmados y seleccionados sus piezas. VHS y Betas, mayormente son desechados como sus lectoras. Mientras que los equipos mas modernos, debido a que usan chip y son mas compactos, son desarmados y seleccionados sus piezas. En algunos casos se reciclas sus carcazas, en otros no. Algo similar ocurre con los equipos de música, debido a su antigüedad son separados. Los más antiguos son desechados en su totalidad, ya que sus piezas ni si quieran sirven de repuestos para los equipos actuales. Mientras que los equipos de música modernos, sus piezas son separadas y seleccionadas. Eso incluye reutilizar algunos chips de memoria.

No hay comentarios: