martes, 5 de enero de 2010

Rascacielos ecológicos

En décadas pasadas los rascacielos eran sinónimo de contaminación, ahora la innovación ha llegado a las grandes ciudades. Los rascacielos modernos son ciudades edificios, ya que cuentan con centros comerciales, oficinas y departamentos. Además de ser autosustentables y nada contaminantes. Aquí un resumen de estos.
El Cactus, es un edificio residencial en Rotterdam, Holanda de 98 departamentos y 19 pisos. El diseño escalonado con balcones curvos favorece la entrada de gran cantidad de luz solar. Estos balcones están pensados para que se pueda instalar un pequeño jardín, que combinado con el color blanco del edificio, actuará como aislante natural contra el efecto isla calurosa que se da en las grandes ciudades.
Burj al-Taqa (Dubai), otro rascacielos ecológico, también conocida como ‘Torre Energética’, un edificio de 68 pisos y 322 metros de altura. La torre está diseñada para que necesite muy poca energía, y la que consume, proviene de fuentes renovables como la eólica y la solar. Así, la energía que sobra se coloca en un aerogenerador de 60 metros en el techo del edificio y, por la otra, cuenta con 15 mil metros cuadrados de paneles solares fotovoltaicos. La energía requerida adicional por el edificio proviene de una isla de paneles solares de 17 mil metros cuadrados, que está situada en el mar, muy cerca del edificio. Este gigante extrae el hidrógeno del agua de mar -utilizando el exceso de energía de los paneles solares durante el día-, para generar energía de reserva durante la noche. Por otra parte, el edificio se ha concebido bajo conceptos de eficiencia energética y bioclimatismo. Así, el fuerte aislamiento de las ventanas evita que penetre el 30% menos de calor. Para la refrigeración, hay unas rendijas que bombean el aire hacia fuera, gracias a la presión negativa creada por el viento que choca contra la torre. Simultáneamente se consigue aire fresco con el agua marina y con los aparatos de refrigeración en el sótano del edificio.
La torre Hearst, inaugurada en junio de 2006, fue el primer rascacielos de Nueva York en recibir la acreditación LEED. Con 182 metros de altura y 46 plantas, el edificio fue construido con materiales reciclados, incluso más del 90% del acero usado contenía material reciclado. La estructura en forma de diamante del edificio fue ideada para consumir menos acero, pero consiguiendo la misma rigidez. En el tejado hay un sistema de recogida de aguas pluviales, la cual es usada posteriormente para el sistema de refrigeración, para una fuente ornamental y para el riego de las plantas. Además, incorpora censores de luz diurna para reducir el consumo de electricidad en iluminación y aprovechar la mayor cantidad de luz natural posible. Igualmente, otro tipo de censores detecta la presencia de personas en la habitación, de manera que las luces y los ordenadores se apagan automáticamente cuando no hay nadie. La fachada está formada por unos mil cristales especiales, que permiten que la luz traspase al interior, pero el calor no penetra. Otras características del edificio son: sistema de climatización un 22% más eficiente, eliminación de paredes interiores para maximizar la entrada de luz natural, utilización de pinturas con pocos vapores, mobiliario hecho de materiales libres de tóxicos y uso de pegamentos de baja toxicidad.
Pearl River Tower (Guangzhou), este rascacielos capta la fuerza del viento y genera energía eólica. Diseñado bajo el concepto de ser como un ala gigante, la torre tiene unos aerogeneradores en el interior y el viento se cuela por dos túneles, evitando así que la fuerza del viento impacte contra la estructura. Igualmente, el edificio tiene urinarios sin agua, control de la iluminación, una instalación geotérmica y placas fotovoltaicas. La torre, de 71 pisos y 309 metros, puede generar más energía de la que consume.
El Bahrain World Trade Center, es el primer edificio que integra la energía eólica en su estructura. Concretamente, se trata de 3 aerogeneradores de 30 metros de diámetro, estratégicamente ubicados, ya que aprovecha la aerodinámica del edificio y las brisas del golfo. Los aerogeneradores producen de 1100 a 1300 MW/hora de electricidad al año, entre el 10 y el 15% de las energía eléctrica requerida por el edificio. El fastuoso World Trade Center está ubicado en la ciudad de Manama (Reino de Bahrain), a orillas del Golfo de Arabia. Se trata de un centro comercial y de oficinas, formado por 2 torres, de 50 plantas y 240 metros de altura, que están unidas por los 3 aerogeneradores, inspirándose así en las torres de viento árabes.

No hay comentarios: