miércoles, 9 de septiembre de 2009

Bioplásticos, limpia solución

Se denomina bioplásticos a un tipo de plásticos derivados de productos vegetales. Tales como el aceite de soja o el maíz, la papa (o patata) e inclusive de los residuos producidos de la fabricación del biodiésel. A diferencia de los plásticos convencionales, derivados del petróleo.
El plástico tradicional está compuesto por un polímetro denominado polietileno, sintetizado a partir del petróleo por la industria petroquímica. La acelerada escasez de este combustible fósil, debido a la gran demanda de cuatro grandes potencias: China, Rusia, India y Estados Unidos. El petróleo es el principal causante de la contaminación y el cambio climático. Esto ha llevado a algunas partes de la industria a buscar alternativas. El ácido poliláctico, sintetizado a partir del maíz, es una de las más prometedoras debido a sus múltiples aplicaciones.
Uno de los principales problemas del plástico convencional lo constituyen las emisiones de efecto invernadero que se producen como resultado de su fabricación. El bioplástico emite entre 0,8 y 3,2 toneladas menos de dióxido de carbono por tonelada que el plástico derivado del petróleo. Además, los bioplásticos son realmente biodegradables, a diferencia del derivado del combustible fósil, al que hay que añadir una pequeña parte de metales pesados para que las cadenas de polímeros se desintegren.
La producción de los bioplásticos es relativamente limitada y el precio aún no es competitivo. Pero esto puede cambiar rápidamente, teniendo en cuenta la escalada de precios del petróleo y los últimos desarrollos en el campo de los plásticos vegetales, que hacen que sus características de dureza y resistencia al calor se acerquen, cada vez más, a las del polietileno. Aquí les presento un resumen de la evolución de los bioplásticos.
2004, NEC desarrolló un plástico vegetal basado en ácido polilácticos que presentaba una alta resistencia al fuego y no requería de componentes químicos tóxicos como halógenos o derivados del fósforo.
2005, en el Japón, compañías como Fujitsu comenzaron a introducir bioplásticos en la fabricación de algunos ordenadores portátiles. Entre 2005 y 2006 se han presentado varios modelos de discos DVD en formato Blu-ray elaborados a partir de bioplásticos.
Años atrás el costo de fabricación de bioplásticos era mayor a la del plástico convencional (hasta cuatro veces más), pero con su entrado en algunas industrias, como en las bolsas para los supermercados o en los envases para llevar los alimentos al trabajo o la escuela. Uno de los principales retos de estos componentes era su virtud de ser demasiado biodegradables, comenzando a deshacerse los polímeros en relativamente poco tiempo. Investigaciones recientes han logrado esquivar este problema y ahora se busca masificar su uso, debido al alto índice de contaminación producido por el plástico tradicional. Tanto en Brasil, Japón y algunos países europeos (Alemania, Suiza y otros) se busca usar el bioplástico en la industria automovilística como en la fabricación de aviones en un futuro cercano, debido al rápido agotamiento del petróleo y a su alto poder contaminante.

No hay comentarios: