sábado, 11 de abril de 2009

Empire State, rascacielos ecológico

El Empire State, uno de los rascacielos más famosos del mundo, será ecológico o verde. El ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, y el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, se proponen convertirlo en un modelo de edificio sustentable. La fachada por la que trepó King Kong y que cada día es contemplada por miles de turistas, albergará un edificio ecológico que pretenderá reducir su gasto de energía en un 38%.
Para ello, a partir de 2010, este símbolo de 77 años aislará cada una de sus 6.500 ventanas, mejorará la iluminación, la ventilación y el sistema de aire acondicionado. Detrás del proyecto está la fundación del ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton, la Iniciativa Clinton sobre el Cambio Climático, quien sufragará un 20% de los costes. Estas obras costarán 500 millones de dólares, pero se espera que puedan servir para que otros edificios se animen a sumarse al ahorro de energía, ya que en torno al 70% de la emisión de gases contaminantes en Nueva York procede de edificios comerciales como éste. Se calcula que en Estados Unidos, las tres cuartas partes de los edificios tienen más de 20 años, y por tanto no están preparados para ahorrar energía. Con estos innovadores proyectos, además de proteger el planeta, se reactiva la economía. Pero no se trata sólo de un plan por amor a la naturaleza. Según Clinton, "con estos innovadores proyectos, además de proteger el planeta, se reactiva la economía".
Algunos especialistas señalan que con esta reforma busca atraer a nuevas compañías que quieran instalarse en el edificio pagando rentas más altas. Esta permitirá también ahorrar hasta 4.4 millones de dólares anuales en energía, según calcularon los propietarios del edificio. Además, podría servir para crear empleo en las empresas que participan en el proyecto. Las cerca de 13.000 personas que pasan a diario por el Empire State podrán colaborar en el ahorro de energía, y los empleados podrán controlar desde sus computadoras el consumo de sus equipos. Esperan conseguir que una de las mejores vistas de Nueva York, atracción obligada para los turistas, sea además una de las más ecológicas.

No hay comentarios: