sábado, 10 de enero de 2009

Reciclado de autos y aviones

Los vehículos automotrices y los aviones viejos se convierten en chatarra, una vez que llegan a los grandes depósitos, se organiza por piezas o partes y son clasificados siendo sometidos a diferentes procesos.
En el caso de los autos, primero se les saca lo que queda de gasolina, las partes útiles y eléctricas, posteriormente son llevados a la compactadora. Los autos que solo tienen algunas partes malas, son desmantelados, quedando algunas piezas para ser vendidas como repuestos. Las llantas de los autos son cortadas en trozos muy pequeños y convertidos nuevamente en plástico. En Bolivia y Perú las llantas viejas son convertidas en sandalias, muy parecidas a las de los incas.
En el caso de los aviones, el trabajo de reciclaje es muy amplio pero también muy similar al de los autos. El reciclaje comienza con el desmontaje de partes recuperables tales como motores, asientos, trenes de aterrizaje, partes móviles de las alas y aviónica. Posteriormente se eliminan componentes químicos tales como combustible, aceites, líquidos de los circuitos hidráulicos, baterías, líquidos de freno, componentes pirotécnicos y la instalación de las mascarillas de oxígeno. Después de esto ya se pueden quitar las partes no-metálicas tales como plásticos, aislantes, tejidos, gomas y cristal. Finalmente se cortan las alas y cabina en trozos manejables para el transporte y posterior trituración en pedazos aún más pequeños. Hasta el 80 por ciento de los metales se extraen en este proceso tras separarlos por aspiración y flotación del resto de elementos. La Unión Europea (UE) es la que promueve el reciclaje de aviones comerciales a gran escala, esto protege el medio ambiente de la contaminación y a la vez genera ganancias económicas para los países europeos miembros. Mientras en Estados Unidos, esto se realiza en menor escala y muchos de sus aviones están abandonados en el desierto. Desde los ataques terroristas del fatídico 11S, la industria aérea esta en crisis y ahora se ha acentuado más con la Crisis Financiera Global, lo que ha obligado a los gobiernos europeos a dar leyes que promueven el reciclaje de estos.
La tonelada de chatarra metálica de avión (estructura pelada) está a 150 euros y supone entre el 25 y el 35 por ciento del peso del avión (el resto son partes no metálicas incluyendo plástico, cristal, goma, tejidos, etc.) y está compuesta en un 85% por aleaciones de aluminio, 10% acero, 3% titanio y 2% cobre. Los residuos metálicos de autos y aviones son convertidos en materias primas para otras industrias. Mediante el reciclaje de chatarra, se logra un importante ahorro energético, de recursos naturales y de tiempo. Se estima que la producción de una tonelada de acero, partiendo de chatarra, supone un ahorro del 80%, frente a la producción de la misma partiendo de mineral de hierro.

1 comentario:

carolina dijo...

Hola, muy bueno el blog. Quisiera invitarlos a que conozcan el Directorio Verde: la primer guía argentina de productos y servicios sustentables.
www.directorio-verde.com
Saludos!