viernes, 31 de octubre de 2008

Primer Aeropuerto Ecológico


Ecuador planea convertir uno de los aeropuertos de las islas Galápagos en el primer terminal ecológico del mundo con el fin de garantizar la vida de cientos de animales, principalmente a las iguanas terrestres que habitan en la zona y reducir el impacto ambiental de este afamado archipiélago turístico, según la UNESCO, se encuentra en peligro.
El gobierno ecuatoriano le adjudicó la obra de reestructuración del aeropuerto a la Corporación América, un consorcio argentino en concesión por 15 años, y su inauguración está prevista para julio del 2009. El proyecto tendrá un costo de 20,4 millones de dólares en la pequeña isla de Baltra. Según el subsecretario de Aeropuertos y Transporte Terrestre, Guillermo Bernal, la construcción será con "materiales amigables": la pista será de cemento y no de asfalto, como las pistas regulares que contaminan por su componente hidrocarburífero. Además, se utilizará energía eólica y solar, y la ventilación se obtendrá solo con la brisa, sin necesidad de recurrir el aire acondicionado, y contará con techo de material refractario. Las islas tienen energía eléctrica de plantas termoeléctricas y de centrales eólicas. El subsecretario de aeropuerto y transporte aéreo, Guillermo Bernal, aseguró que, con esta iniciativa, queda en evidencia la preocupación gubernamental por la conservación de las islas Galápagos. “Fuimos calificados como aquellos que destruíamos estas islas, siendo un Patrimonio de la Humanidad. Ahora vamos a dar una muestra, partiendo del aeropuerto, de que estamos cuidando este paraíso y estamos remediando el daño ambiental”, aseguró el funcionario. Tal como recuerda la agencia de noticias Reuters, el aeropuerto de la isla de Baltra es, en la actualidad, la puerta de entrada obligada para la mayoría de los turistas que llegan a las Galápagos.
Las islas Galápagos son consideradas como el sitio en que habitan especies de la flora y fauna únicas en el mundo. En 1978 fueron designadas Patrimonio Natural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Así mismo, en el 2007 fueron declaradas en riesgo debido al daño que generan en ese lugar las especies invasoras, como caballos y cabras, además del turismo y la inmigración.