jueves, 21 de agosto de 2008

Nueva York: ¿Ciudad Ecológica?

El famoso 'skyline' de Nueva York podría cambiar en un futuro si prosperan algunas propuestas de su alcalde, Michael Bloomberg, incluida la posibilidad de colocar turbinas eólicas sobre rascacielos y puentes de la Gran Manzana. Numerosos neoyorquinos desayunaron hoy junto a diarios que en su primera página o en el interior mostraban imágenes trucadas del edificio del Empire State o el puente de Brooklyn con molinos de viento que generan energía eólica.
Durante su mandato, que comenzó en 2002, Bloomberg ha puesto especial énfasis en que los neoyorquinos dejen de fumar, en dotarles de mejores escuelas o reducir la delincuencia, con particular empeño en eliminar las armas ilegales de las calles. Y en los últimos años se ha empeñado en que su ciudad sea la abanderada de este país en combatir la contaminación, reducir el consumo energético y aumentar el uso de energías limpias en edificios e instalaciones municipales.
Bloomberg ha aprovechado una reunión sobre energías limpias en Las Vegas para dejar bien claro que generar más energía renovable "es una prioridad real" para Nueva York y que su administración está dispuesta a convertir la ciudad "en la número uno del país" en ese terreno. El alcalde anunció que durante el próximo mes, el Ayuntamiento estará abierto a recibir propuestas e ideas relacionadas con el uso de energía solar o eólica, entre otras consideradas limpias. También las empresas de energías renovables podrían tener relación con un mayor uso de paneles solares en edificios que, según Bloomberg, podrían generar alrededor de un 20% del suministro eléctrico que necesita la ciudad. "O quizás haya compañías que quieran poner parques eólicos en lo alto de nuestros puentes y rascacielos, o utilizar el enorme potencial de los poderosos vientos del océano Atlántico, donde las turbinas pueden generar casi el doble de energía que los parques en tierra", explicó el alcalde.
Nueva York y otras ciudades de Estados Unidos han comenzado a aplicar ya medidas para conservar la energía, incrementar la producción y mejorar el abastecimiento, a la vista de cómo crece la población residente y de los problemas asociados a una vetusta infraestructura. Ejemplo de ello es el espectacular apagón que ocurrió en Nueva York el 14 de agosto de 2003 a causa de un fallo de la red en el estado de Ohio, que se extendió como la pólvora por el nordeste de EEUU y Canadá y dejó sin electricidad durante horas a unos 50 millones de personas.
Bloomberg manifestó en Las Vegas que la libertad que desde hace más de un siglo simboliza la emblemática estatua situada frente a Manhattan "está minada por la dependencia del petróleo extranjero". "Sería algo bello si, cuando la Estatua de la Libertad mira al horizonte, no sólo diera la bienvenida a nuevos inmigrantes, sino que iluminara su camino con una antorcha alimentada por un parque eólico en el océano", afirmó.
Algunos medios locales subrayaban que iniciativas como las mencionadas por el alcalde necesitan plazos dilatados para materializarse y en ocasiones generan rechazo popular. Recuerdan, además, que a Bloomberg le queda un año y medio de mandato. Muchos analistas concuerdan con la prensa local, ya que no creen que Michael Bloomberg, logre convertir a Nueva York en una ciudad ecológica, pues esto implicaría un gasto enorme como una reforma total de la ciudad, símbolo del poder económico de Estados Unidos. Nueva York sigue siendo una de las ciudades mas contaminadas del mundo, pese a los esfuerzos de Bloomberg.

No hay comentarios: