sábado, 29 de diciembre de 2007

Océanos Amenazados

Un reciente estudio de la Universidad Politécnica de Las Marcas en Italia, y publicado en 'Current Biology', sugiere que la desaparición de especies marinas abisales (en aguas profundas) tendría graves consecuencias sobre el conjunto de las especies marinas. La principal aportación del trabajo es que la 'salud biológica' de los océanos medida por la tasa de los procesos 'críticos' de los sistemas marinos está exponencialmente relacionada con la biodiversidad. El funcionamiento de un ecosistema implica, básicamente, la producción, consumo y transferencia de materia orgánica a lo largo de la cadena trófica; su descomposición, y la posterior regeneración de nutrientes. Los ecosistemas más eficientes son aquellos que cuentan con mejores procesos para transformar la energía disponible en fuentes alimenticias. El trabajo muestra que esos procesos son más rápidos y eficaces en aquellos lugares en los que hay mayor número de especies.
Según Roberto Danovaro, primera firma del artículo y coordinador del estudio, "por primera vez hemos demostrado que el funcionamiento del ecosistema de las zonas profundas de los mares depende en gran medida del número de especies que habitan el fondo marino. Esto prueba que necesitamos preservar la biodiversidad, en especial la de los fondos marinos, pues de otro modo las consecuencias negativas podrían ser de una magnitud sin precedentes. Debemos cuidar las especies que están más alejadas de nosotros y que no nos resultan visibles". La importancia de estos procesos se deriva de su amplitud. Los fondos marinos cubren el 65% del planeta y son, en palabras de Danovaro, "el ecosistema más importante de la biosfera para el ciclo del carbono, el nitrógeno y el fósforo". El océano profundo también acoge la mayor 'biomasa' de seres vivos, incluyendo una gran proporción de especies aún sin descubrir.
El estudio de Danovaro y sus colegas se centró en la fauna de gusanos nematodos de 116 fondos marinos. El interés por estos animales viene derivada de su número: los nematodos son los animales más abundantes del planeta y suponen más del 90% de toda la vida existente en las profundidades marinas. Estudios anteriores han sugerido que la diversidad de nematodos es un buen indicador de la diversidad de especies.
Los autores del trabajo descubrieron que las localizaciones con una mayor diversidad de nematodos sostienen más procesos 'críticos'. Según Danovaro, "nuestros resultados sugieren que una elevada biodiversidad puede reforzar la capacidad de los sistemas bénticos (de los fondos acuáticos) para realizar los procesos biológicos y biogeoquímicos cruciales para su funcionamiento sostenible". Precisamente porque la relación entre biodiversidad y eficiencia es exponencial, la pérdida de aquella tendría, según sus autores, consecuencias muy serias para todos los ecosistemas marinos. De ahí que pongan el acento sobre el peligro que supone la contaminación de las aguas profundas, con combustibles o explotaciones mineras submarinas. Así como el daño ocasionado por el aumento de las temperaturas debido al cambio climático.

lunes, 10 de diciembre de 2007

Espectáculos salvajes, Informe especial (II Parte)

Siguiendo con este informe especial sobre los espectáculos salvajes. Así como antes analizamos las Corridas de Toros. Ahora analizamos la Pelea de Gallos.
Pelea de Gallos, es un combate que se lleva a cabo entre dos gallos de una raza especifica de aves denominada Aves finas de Combate, los cuales tienen predisposición al enfrentamiento por ser muy territoriales. Normalmente se lleva a cabo en una arena o palenque, donde el ave que sobrevive la pelea se declara como ganadora. En la mayoría de los casos se realizan apuestas sobre el resultado de la contienda. Los gallos de pelea son criados y entrenados especialmente para este propósito.
El origen de estas peleas está en Asia. En China ya se celebraban hace 2.500 años y es posible que mil años antes se hicieran en la India. En la antigua Roma eran usadas para adquirir valentía. Posteriormente, esta práctica fue llevada a América por los conquistadores españoles.
Las peleas de gallos son legales en la mayoría de países latinoamericanos, así como en las Islas Canarias (en el resto de España están prohibidas), y en países de Asia como Filipinas. En muchos lugares, las peleas de animales están estrictamente fuera de la ley, basadas en la oposición a las apuestas, la crueldad animal, o ambas. En México, las peleas de gallos son legales sólo en determinados establecimientos. Normalmente se llevan a cabo en los palenques, los cuales constan de un ruedo hecho de madera cuyo centro se encuentra repleto de tierra compactada para el mejor desempeño de los gallos. En el centro es marcado un cuadro con cal de 4 m por lado y unas líneas que atraviesan de centro a centro cada lado. Finalmente es marcado el último cuadro en el mero centro de esta arena que mide 40 cm de lado y es donde son introducidos los gallos cuando ya no pueden combatir de lejos. En el Perú no existe ley que impida su correcto funcionamiento en todos sus departamentos, el espectáculo de lleva a cabo en Coliseos, los cuales tienen como ambiente principal a un ruedo de arena (o de dos ruedos como es el caso del Coliseo de Gallos de Pico y Espuela "Monumental" de San Juan de Lurigancho - Lima), accediendo a este por medio de 03 ingresos (Juez, derecha e izquierda), de estos últimos emergen los gallos con sus respectivos careadores, y el Juez tiene como elemento principal de careo una tabla de madera.
En Estados Unidos las peleas de gallos son ilegales en todo el país a excepción de Louisiana, donde estarán prohibidas a partir de agosto del 2008. En el territorio norteamericano de Puerto Rico, las peleas de gallos son consideradas un deporte y forma parte de la cultura popular, contando así con ciento veintiocho establecimientos llamados galleras para el desarrollo de este deporte o costumbre de pueblo. Treinta estados y el Distrito de Columbia han declarado ilegal la posesión de gallos con propósitos de pelea. También es ilegal ser espectador de una pelea de gallos en 40 estados. A nivel federal el Acta de Protección de Animales establece como ilegal el transporte interestatal de gallos a áreas que prohíben las peleas de gallos. Aun cuando las peleas de gallos son ilegales en la mayor parte de Estados Unidos, se sabe que toman parte peleas de gallos ilícitas a nivel nacional. La aplicación de la ley ha indicado que apuestas ilegales se llevan a cabo en las peleas de gallos, y que miles de dólares cambian de manos durante estos eventos. Los ingresos de las peleas normalmente no se reportan en la recaudación de impuestos. Las autoridades también han notado que la distribución de drogas ilegales está conectada a las peleas de gallos: investigaciones de actividades sobre tráfico de drogas usualmente conducen a peleas de gallos. Esto no significa que todos, ni tan siquiera la mayoría de los galleros trafiquen droga.
En la Inglaterra antigua, las peleas de gallos, junto con el deporte barbárico de lanzamiento de gallinas, era la diversión principal en el Shrove Tuesday (día martes feriado). Sin embargo, la opinión pública se declaró en contra de estos deportes de una manera inequívoca.