lunes, 12 de noviembre de 2007

Mega desastres naturales 2007

Debido al Calentamiento Global y al Cambio Climático (distorsiones climáticas) ha alterado de manera alarmante ciertos fenómenos atmosféricos como geofísicos. Algunos grupos ecologistas consideran que el planeta tierra así se defiende de la plaga humana, que contamina y destruye el medio ambiente mundial. Los gobiernos locales y la ayuda internacional no se dan abasto para ayudar los millones de damnificados de esta crisis climática a nivel mundial.
En Octubre, tras una semana de lluvias continuas, América Central desperto con varias regiones en estado de emergencia, miles de desplazados y varios poblados de luto. Haití, el país más pobre de la región, resultó el más afectado por las inundaciones; más de 20 personas murieron en la localidad de Cabaret, al norte de la capital, Puerto Príncipe, pero en total los fallecidos suman más de 30. En Atenas, al oeste de San José de Costa Rica, 14 personas fallecieron al ser arrastradas por una avalancha de barro. El caos se desató desde Panamá hasta Guatemala, luego de una semana de precipitaciones que, si bien no siempre fueron intensas, no conocieron pausa. En Honduras, donde miles se hallan desplazados, tres niños y una mujer se ahogaron al zozobrar una lancha de rescate, mientras que en El Salvador dos hombres fueron arrastrados por la corriente. En Nicaragua, cerca de 4,000 personas fueron desalojadas por riesgo de inundaciones. Y en Guatemala los evacuados suman más de mil. Las lluvias intensas también causaron estragos en Cuba y Jamaica. A inicios de este mes, el 70 por ciento del estado de Tabasco (Sur de México), con más de dos millones de habitantes, está inundado desde hace dos semanas a causa de las intensas lluvias que provocaron el desbordamiento de ríos y el desembalse de las presas, lo que se agravó con un tornado que evitó la salida de agua al mar. Las inundaciones dejaron más de un millón de damnificados y aún permanecen decenas de miles de personas en albergues instalados por las autoridades.
Los incendios en California (Estados Unidos) del mes pasado fueron una serie de 23 incendios que azotaron a California del sur. Se iniciaron el 20 de Octubre y finalizaron este 8 de Noviembre, forzando la evacuación de al menos un millón de habitantes, destruyendo 1,500 casas y estructuras y amenazando 56,000 más. Los fuegos destruyeron 500,000 acres (2,000 Km2) de tierra desde Santa Bárbara hasta la frontera mexicana. Los incendios mataron a diecisiete personas y herido a 16 bomberos por lo menos otras 70 personas. Lo que contribuyo con el fuego fue la sequía (bosques secos) que se presenta en California del Sur. A su vez, los fuegos se extendieron por los fuertes vientos.
El terremoto en el Perú (ver: http://llerena-analisis.blogspot.com/2007/08/terremoto-en-per-informe-especial.html ) que se sintio en otros países sudamericanos, como Chile, Brasil y Argentina. Donde la fauna salvaje de la reserva ecológica de Paracas fue afectada, pero la naturaleza se cura sola. Tanto pingüinos como lobos marinos volvieron a sus hábitats. El problema radica en la reconstrucción de las provincias de Chincha, Ica y Pisco. Ya que el gobierno todavía no se organiza bien y la reconstrucción de las zonas afectadas avanza a paso de tortuga, debido a las barreras burocráticas.
Los países asiáticos y del medio oriente también fueron afectados por la furia de los mares y las lluvias torrenciales. Los millones de afectados se encuentran en la India, Pakistán, Afganistán, Indonesia, Nepal, Bangladesh y China. Según estimaciones, en Asia meridional las inundaciones dejaron un saldo de 35 millones de damnificados y en la China fue de 200 millones. Mientras tanto, en lo que va del año, las inundaciones dejaron un saldo de más de 14 millones de damnificados o desplazados en la India. Cientos de millones de damnificados por las inundaciones en China, entre ellos, 5.000.000 de evacuados de sus casas en todo el país, se enfrentan a un futuro incierto. A medida que las aguas van bajando en algunos sitios, la atención se focaliza en las tareas por delante, incluida la reconstrucción y la preparación en previsión de desastres. El gobierno mandó equipos a algunas zonas para que evalúen las necesidades de reconstrucción pero todavía no se hizo ningún anuncio acerca de cuanto dinero en efectivo los damnificados podrían recibir de las autoridades.