viernes, 26 de octubre de 2007

200 Nuevas especies en peligro de extinción

La lista roja de especies en peligro de extinción, publicada por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), es una llamada de alerta sobre la rápida pérdida de diversidad animal y vegetal en nuestro planeta. La lista asciende este año a 16.306 especies, contra 16.118 en 2006, es decir, casi 200 nuevas especies amenazadas de desaparición, informó la UICN. Este organismo estudia la evolución de 41.415 especies animales y vegetales de entre 1,9 millones conocidas.
En resumen: un mamífero de cada cuatro, un ave de cada ocho, un tercio de los anfibios y el 70% de las plantas están amenazados de desaparición, según la lista roja de las especies en peligro publicada cada año por la UICN. En total, 785 especies ya desaparecieron y otras 65 sobreviven sólo en cautiverio o en estado doméstico, señaló la UICN. Sólo una única especie fue reclasificada en una categoría menos grave, la cotorra de Mauricio (Psittacula eques) , que ahora pasa a estar "amenazada" y no "en peligro crítico". El hombre, directa o indirectamente, es la principal causa de la desaparición de las especies, según la UICN, que promueve la creación de vastos espacios naturales protegidos. "La biodiversidad desaparece a un ritmo acelerado y debemos actuar lo antes posible para frenarlo y prevenir esta crisis de extinción", advirtió Julia Marton-Lefèvre, directora general de la UICN.
Entre los mamíferos, el declive de los grandes simios es preocupante y el gorila del llano (Gorilla gorilla) está ahora "en peligro crítico". Diezmado por el virus del Ebola, su población disminuyó más de un 60% en 25 años. El orangután de Sumatra (Pongo abelli) está "en peligro crítico" y el de Borneo (Pongo pygmaeus) "en peligro", ambos víctimas de la deforestación ó tala indiscriminada de árboles.
El delfín blanco (Lipotes vexillifer) del Yangtze, en China, una de las especies más antiguas, está también "en peligro crítico" y tal vez se encuentre ya extinguido. Pero los científicos chinos no pierden la esperanza desde que en agosto un habitante de Anhui (al este de China) creyó ver un ejemplar. Lo mismo sucede con el cocodrilo del Ganges (Gavialis gangeticus), en el norte de India, amenazado por la degradación de su hábitat natural. Su población pasó de 436 adultos en 1997 a 182 en 2006.
Los corales, son víctimas del calentamiento del planeta y del fenómeno de El Niño, aparecen por primera vez en la lista. Diez especies de las Galápagos están amenazadas, en peligro de extinción o estado vulnerable, y una de ellas, el coral solitario de Wellington (Rhizopsammia wellington) está ya probablemente extinguida.
También el pez cardenal de Banggai (Pterapogon kauderni) ingresa en la lista, en la categoría "en peligro". Un "90% de sus individuos desapareció en el espacio de 12 años a causa de los acuarios", según Jean-Christophe Vié, jefe adjunto del programa de la UICN para las especies, que ve en esta lista roja "un barómetro de la biodiversidad en el mundo".
En Sudamérica, especialmente en la selva del río Amazonas. Muchas especies se encuentran en peligro extinción debido a la caza indiscriminada y a la deforestación de los bosques. Los gobiernos de Brasil, Colombia y Perú involucrados en la lucha contra las mafias de narcotraficantes, no han podido detener el trafico de animales salvajes y la extinción de la mayoría de sus especies nativas. Aunque el narcotráfico también promueve la destrucción de los bosques amazónicos.
Entre las aves, 1217 figuran entre las especies en peligro de extinción, especialmente el buitre de cabeza roja de Asia (Sarcogyps calvus) y el buitre egipcio de África (Neophron percnopterus), envenenado por el diclofenac, un medicamento destinado al ganado. La situación de las plantas no es mejor: 8447 especies están amenazadas de desaparición de las 12.043 en la lista roja de la UICN.